-Bienvenido a la Fraternidad-
 
ÍndicePortalCalendarioFAQMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» naruto: the frozen ones -[13+]
Lun Abr 18, 2016 2:07 pm por r4pt0r12

» Las Legiones: Heroes del las Dimensiones /// Capitulo 3 - ???
Dom Mar 08, 2015 12:03 am por All

» El Nuevo Inicio
Jue Mayo 01, 2014 2:13 pm por Juri Di Lammermoor

» Bryan Fury (Tekken 5) VS Wesker (RE5)
Vie Jul 12, 2013 6:14 pm por pumaangel

» Noche de Soledad version 2.
Lun Oct 22, 2012 7:17 pm por Raziel_Saehara

» Fairy Tail (Manga)
Vie Oct 19, 2012 9:27 am por Gabe_Logan

» Las aberraciones del Cuestionador
Dom Sep 09, 2012 10:26 pm por Talgoose

» Con el permiso de mi Sexfriend :D
Sáb Sep 08, 2012 10:09 am por Alejandro

» [Pokemon] la leyenda de las alas de la estrella [12/??]
Miér Jul 11, 2012 7:56 pm por Talgoose

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña

Comparte | 
 

 Twenty one [Naruto/18+]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Bellette

avatar

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En mi casa

MensajeTema: Twenty one [Naruto/18+]    Jue Jul 14, 2011 11:21 am

Prologo
No importa si la gente opina lo contrario, mi padre es un buen consejero. A pesar de que concuerdo con mi madre de que mí querido viejo rinde menos que las bolsas del supermercado, siempre que no esta inmóvil como patata en el sillón, se le salen las palabras sabias.

En una de sus pláticas de erudito, exclamo un par de frases que últimamente sigo escuchando en mi cabeza. Ese día me advirtió, que alrededor de mi vida iba a haber tres momentos que no iba a olvidar nunca.

El primero, iba a ser a la primera persona que matara como ninja. Hasta ahora, ninguna de las personas que e matado se me han borrado de la cabeza. Más que nada por que la primera persona que "mate" oficialmente no exactamente esta muerta, o al menos eso pienso yo. Lo mas seguro es que deba de estar maldiciéndome desde el agujero en el que esta metido mientras es mordido por los topos… creo.

El segundo, iba a ser mi primera cita. Olvidar mi primera cita seria de imbéciles, basta decir que hasta mi equipo se acuerda de ella. Y como olvidarla, mi primera cita con Temari nos costo 2, 500,000 ryus. Todos se fue entre las ventanas rotas, los platos del restaurante, la indemnización del camarero al que casi nos sirvieron al lado del espagueti y bajarle los humos a Gaara para que no me enterrara en su arenero portátil (no entrare en detalles de lo que paso).

Esa vez en particular, interrumpí a mi padre y le dije que ya sabia lo que me iba a decir después. Le exclame que seguramente lo siguiente iba a mencionar iba a ser el día de mi boda… Pero el me dijo que eso no contaba para mi, puesto que eso solo a las mujeres no se les olvida. Añadió también mi primera relación sexual para que ya no preguntara, eso también es de mujeres.

Me dijo al continuar, que el tercero iba a ser el nacimiento de un bebé, fuera mío o no.
Me quede confundido con su respuesta. Al principio no sabía por que mi padre me decía eso, no me imaginaba que pudiera llegar a hacer de un momento así algo inolvidable, y es que estando niño no le encontraba sentido. Mi padre me dijo entonces que un niño en la vida de alguien podía llegar a provocar un revés. Tiempo después descubrí por que me lo advertía. Mi promesa con Asuma antes de su muerte seria un ejemplo claro de los cambios que provocan los mocosos en la vida de uno. El ayudarle a Kurenai a cuidar al su hijo hizo que mi vida diera su giro…Descubrí que les tengo pavor a los niños…

No era en vano mi trauma, parte de mis dieciséis y parte de mis diecisiete años fueron una tortura gracias al mocoso. Había veces que pensaba que me odiaba, pues con los demás no se comportaba tan mal como lo hacia conmigo. Cuando no soltaba un alarido en mi oreja cada que trataba de cargarlo, me vomitaba su comida en la camisa o gustaba de jugar "al tiro al blanco" con mi cara cada que trataba de cambiarle los pañales.

¡Seeh! En esos días llegue a cuestionarme el por que a algunas mujeres desean con todo su fervor tener niños, siendo que lo único que te provocaba el embarazo eran nauseas, tobillos rotos y problemas de flacidez, para luego tener que soportar 24 horas de dolores de cabeza durante los próximos 18 años (si no es que mas).

Cuidar a un niño fue la cosa más difícil y desesperante del mundo para mí. Y lo peor era que nadie me apoyaba.

Mi amigo Chouji solo escuchaba mis quejas, me sonreía con cara de tonto y me decía que cuidar de un niño no era cosa difícil. Asuma me había dejado tan desesperado que llegue a desear que Chouji estuviera por una vez en mis zapatos para que comprendiera la tortura auto-infringida por la que estaba pasando.

¿Y que creen? Se cumplió.

Digamos que estaba esta chica de la panadería a la que Chouji asistía constantemente. Se llamaba Sayuri, y no era exactamente fea a mi criterio. Ella 23, el 17. Ella, una chica con un apetito voraz cuyos vecinos me advertían que era de esas personas con fetiches muy, muy extraños. El, un pobre tonto completamente despistado por las hormonas que la miraba como si fuera la mujer más adorable del planeta. Yo, agregado a la ecuación, no ayudaba en nada, no les creía a los vecinos y estaba demasiado ocupado con "Asumita" como para prestarle atención a la de la panadería. Ino estaba fuera de nuestros cálculos por que estaba muy ocupada tratando de verse bonita para Sai en esos días. Así que nadie hizo nada para ayudar al pobre gordo.

"Y fue cuando en uno de esos días en los que no estaban sus amigos para ayudarlo, que el lobo le pidió al conejo que le ayuda atrás para cargar unos sacos de harina. El conejo, con su inocente alma caritativa, pensando que se iba a ganar la confianza del lobo ayudándole, se fue atrás a buscar los tan famosos sacos de harina. Lo siguiente que paso fue que el lobo lo siguió, cerro la puerta tras de si y se "comió" al conejo… el lobo después termino en un problema legal por que no sabia que el conejo solo tenia 17 años, pues el conejo tenía un cuerpo enorme y parecía como de 19, pero eso no convenció al juez y de todos modos metieron al lobo al bote"

Con su "novia" en la cárcel y un trauma de por vida, Chouji me llego a decir (en posición fetal) que estando chico nadie nunca le advirtió que se iba a tener que enfrentar a mujeres así. Temiendo que le fuera a pasar de nueva cuenta se prometió a si mismo (y conmigo como testigo), que nunca se iba a casar. Aunque su padre se asustó un poco después de que lo escucho decir eso, no tuvo de otra más que resignarse. No había que culpar al pobre gordo por su decisión, creo que estaba muy bien planteada, en especial por que Sayuri le había mostrado otros usos de la mermelada de frambuesa a parte de relleno para las donas, pero ya seria otra historia.

Al paso de los meses, poco tiempo después de que cumplí los 18 y de que el Asuma enano ya tenia edad suficiente como para hacer las cosas básicas por su cuenta, vi con horror a Chouji con una de esas kangureras para cargar niños atada a la espalda. Espantado pensando que ahora me iba a tocar verme en otra batalla contra otra criatura babeante, me fije en su carga esperando que fuera de un ajeno a nosotros, cosa que se fue al carajo cuando note el increíble parecido que tenia el bebé que llevaba consigo con mi enorme compañero.

-¿Te enjaretaron el cuidado de una prima?- dije apuntando al paquete envuelto en el mameluco rosado que traía cuestas
-Se llama Kanna, y es mía Shikamaru- me respondió con un tono de resignación

Me quede con la boca abierta.

Sayuri había terminado con un regalo inesperado por parte del gordo, en lo que se podría decir una ironía después de haber "preparado pasteles con el". Debido a sus cargos sobre abuso de personas, entre ellas un menor de edad, Sayuri no podía hacerse cargo de la niña, así que se la quitaron. Y con respecto a la decisión del juez, Sayuri no hizo ninguna protesta y con toda la desfachatez del mundo se la dio a Chouji.

-¿La quieres tu? Yo no-

Con los 18 recién cumplidos, Chouji ya estaba en la edad legal para hacerse cargo de su propia hija, a pesar de todavía tener la mente de un mocoso. Aun así, tomo la iniciativa y decidió hacerse cargo de su propia responsabilidad como padre.

Sonreí triunfante. Tengo que admitirlo a pesar de que suene como una víbora, llegue a alegrarme por la presencia inesperada de Kanna en la vida del Akamichi. Pensé que con ella encima de él, Chouji iba a descubrir por su propia cuenta lo que había sido duro trabajo que me había costado cuidar a un niño. Sin embargo, mis deseos de irónica venganza se fueron al caño cuando note que diferencia mía, Chouji parecía tener cualidades naturales para hacerse cargo de la mocosa sin problema alguno.

Había que esperarlo, de cierta manera ya lo deducía con Asumita. Cuando estaba yo cargándolo, Asuma jr lloraba a lo mas que le dieran sus pulmones. Pero cuando Chouji lo cargaba, la criatura hacia un silencio casi espectral y se dormía en su pecho. En realidad, era como para querer gritar y golpearse la cabeza contra la pared. Y no paro ahí. Estando con ellos me di cuenta de que el error estaba en mi y que a pesar de comportarme como un genio en un montón de situaciones, para el cuidando de niños era una papa.

En pocas palabras: "U Fail, Shikamaru Nara"

En verdad, había veces que Chouji me sorprendía muy por sobre todas las cosas. Un buen día entré a su casa y divisé al abuelo de Kanna leyendo el periódico. Entre a la cocina para ver a Chouji preparando el biberón y el maletero mientras le ponía la ropa a la niña, sostenía un libro de cuentos debajo del brazo, la taza de café entre los dedos y un pañal limpio de tela entre los dientes junto con presas para agarrarlo. Kanna no ayudaba en nada, solo se remolineaba como pescado recién sacado del agua en su cambiador. Una vez que termino de arreglar el maletero, poner decente a Kanna, arreglar las cuentas del medico, acomodar sus cosas, meter la ropa limpia a la secadora, sacar del baño maría los demás biberones, beber su taza de café, meterle su chupón a Kanna en la boca y colocarse a enana en la kangurera, se volvió hacia mi y me sonrió.

-Solo déjame firmar los papeles del reporte de misión y nos vamos- me dijo una vez que termino
-¿Y tu papá no te ayuda con todo eso?-
-Solo cuando tengo demasiadas cosas que hacer-
-…-

Tiempo que duramos en irnos desde que había llegado a su casa: 10 minutos, un record. Tiempo que tarde en despabilarme después de su comentario: dos días y todavía me marea cuando lo recuerdo, otro record. Me llegue a preguntar si su clan tenía algún injerto de pulpo.



Dos niños, dos experiencias diferentes frente a ellos. Llegue a concluir que los genes de mi padre eran los que me había dado el cerebro que todo el mundo dice que poseo, pues en realidad se vuelve un sabio cuando no esta roncando. Por algo no lo olvidaba. El nacimiento de esos bebés había cambiado mi manera de pensar.

Asuma hizo que desarrollara "infatifobia", Kanna hizo que me diera cuenta de mis fallas. Estando con ellos dos descubrí que era biológicamente inútil para ser padre. Fue en ese momento que decidí rotundamente a negarme a tener hijos, a pesar de las fuertes protestas de mi madre. ¿Para que demonios tener un hijo si no podía con ellos? Si tenia hijos, la criatura iba a tener una vida tan arruinada, que seguramente terminaría demandado por el en un futuro distante.

Pero las cosas no pararon allí. La maquina de "gugus y gagas" de Chouji tenia algo mas que darme, y no solo a mi, si no a todo el grupo. Me hizo darme cuenta también de lo mucho que un bebé le cambia la vida a uno.

Kanna era una niña muy diferente a los demás y desde su llegada este mundo demostrado eso. Las enfermeras alagaban a Chouji por lo linda que era, pues no tenía rastro de parecer un chango arrugado como la mayoría de los niños al nacer. Y al paso de los meses fue cambiando su apariencia sin quitarle lo "linda". Generó mechones rizados en bucles naturales de color chocolate amargo, dos ojos verdes enormes de color menta y una piel blanca como crema. Kanna era la prueba viviente de ese poema que dice que las niñas estaban hechas de "azúcar, flores y muchos colores". Su sonrisita juguetona y su redonda carita sonrosada solo derramaban miel y sus ojos grandes y tiernos movimientos solo la hacían ver como una muñeca de porcelana.

-Demonios Chouji, hazla a un lado por favor ¡de solo mirar a tu hija me siento pegajoso!-

No exageraba, la niña podía matar a un diabético. Parecía querer ganarse la atención a propósito, y lo más patético era que todos caían en su juego. Todos la trataban de la manera más empalagosamente posible, y cuando hablaba de todos, ¡realmente me refería a todos!

-Saluda al tío, bebé, ¿Quién es la criatura mas dulce del mundo? ¡Tu! Si, tu Kanna, tu-

No me lo quieran creer si no quieren. Shino llegaba todas las mañanas a la oficina de los rompe-códigos para ir a entrenar con Ibiki y la saludaba de esa manera mientras el hacia cosquillas en los pies (…Terrorífico).

Si, Kanna tenía una presencia muy fuerte en nuestras vidas. Aunque Asuma había sido el niño que prácticamente estaba criando nuestro equipo, Kanna era el primer bebé que había tenido uno de nuestra generación. Por tanto, era la primera que apareció para convertirnos en tíos/padrinos a todos. Nuestra vida giro alrededor de ella durante su primer año de vida. Su presencia nos hacia evitar peleas cuando nos reuníamos, a Chouji solo le bastaba decir "¡shhhh! Esta dormida", para que todos cerráramos el pico en las discusiones y se nos pasara el enojo.

Fue cosa también de Kanna el que dejara de fumar durante un tiempo. Mas preocupados por ella que por mi, los muchachos me pegaran parches de nicotina para que dejara de fumar, y es que estudios decían que le hacían bastante daño a los niños chiquitos. Temari comenzó a ver bien mis nuevos hábitos de no fumar y dio algunos pasos a mi lado cuando descubrió que ya no olía a cenicero.

-Adivina quien vino de visita pequeñita… ¿Como estas Kanna bebé? Nena, mosa, eres tan dulce que podría comerte-
-¡Gapuh!-
-Le agradas mucho a Kanna Temari-
-Gracias Chou-
-Eres buena con los niños, ¿has pensado en tener alguno?-
-¡Ahí no! Si soy buena con Kanna es por que tu la cargas. No aguanto a los niños, no les tengo nada de paciencia. Ya de por si tengo que criar yo sola a un bebote que se cree el Kasekage y a otro mas de 18 al que todavía tengo que jalarle las orejas. Les dije a mis hermanos que aunque me casara, jamás iba tener hijos-

Flechazo instantáneo, después de esos comenzó a parecerme menos problemática.

Temari y yo comenzamos a platicar de cosas en común después de que comento acerca de su aversión a los infantes, y parecía tener mas cosas en común conmigo de lo que yo pensaba. Llego con eso el día en que nos volvimos amigos íntimos, había veces en que pasaba horas platicando con ella sin darme cuenta. Pensando que las cosas iban para mas, ella dio el primer paso y me invito a salir (y fue en esa primera cita en la que me gaste los ahorros de las próximas 6 quincenas).

A pesar del chasco que nos llevamos la primera vez, los días pasaron siguientes pasaron mejor para los dos para suerte de ambos. Hubo tiempos en los que esperaba ansioso las reuniones de kages para verla de nueva cuenta. Luego llego nuestro noviazgo entre decisiones tomadas por la aldea. Debido a que se la pasaba conmigo o con mi equipo, sus hermanos y el resto del consejo comenzó a pensar que era mejor que Temari corriera su vida como embajadora, pues "tenia buenas relaciones con la gente de Konoha". Así tuve tiempo para estar más tiempos con ella que solo en ciertas ocasiones.

Al final, poco después de cumplir mis 20, estaba en el altar dándome el si.

Nuestra boda no fue la gran cosa, solo quería lo que fuera menos problemático de mi parte. Y las reacciones fueron las esperadas por parte de mis amigos; mi madre con pañuelo en mano para quitarse las lagrimas, mi padre roncando en su asiento, Chouji de padrino tomando video, Ino como dama de horror… es decir, de honor, Naruto y Kiba dándoselas de chulos con las damas de Temari, Kankuro rascándose la panza al lado de una rubia que desconocía por completo, el Kasekage en el baño con el estomago hecho un moño por haberse comido los ostiones y el sacerdote dándose un palmazo en la frente al ver el vestido de novia de Temari. Mi boda paso como esperaba que llegara a pasar, sin grandes contratiempos, ni muchas expectaciones, ni drama innecesario, ni una fiesta enorme que haría a toda la aldea vibrar. Solo nos casamos y ya. Fue una buena boda, al menos para tener una fotografía de ella en nuestra pared si fue.

Así comenzaría lo que pensamos al principio que seria nuestra vida en una casa solo para nosotros dos, sin mocosos ruidosos, ni padres mandones, ni hermanos detrás de uno. Sip, una vida relajante y ambigua sin problema alguno…

Pero luego llego el año en que cumplí los 21 y esa fantasía se fue a la basura

Owari.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gabe_Logan

avatar

Mensajes : 930
Fecha de inscripción : 15/06/2010
Edad : 35
Localización : México

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Jue Jul 14, 2011 2:20 pm

Je, que puedo decir, me encanta como escribes
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://thewatchtower-gabriel.blogspot.com/
Jack

avatar

Mensajes : 562
Fecha de inscripción : 14/06/2010
Edad : 28
Localización : ¿Realmente importa?

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Jue Jul 14, 2011 4:07 pm

¿Lo vas a retomar?... ¡GENIAL!

He estado esperando por el final del fic desde hace rato XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bellette

avatar

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En mi casa

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Vie Jul 15, 2011 3:38 pm

Bueno, para toda la gente que ha estado esperando a que esta vaina continuara no se preocupen, e decidio retomar el fic, siendo que es la unica cosa que hasta ahora le he hechado ganas por terminar (ni siquera he hecho tanot por mi carrera universitaria XD)

Advertencias:
Si no has estado leyendo el manga puede que te encuentres con spoilerones de los gruesos. Así que estas bajo tu propio riesgo

Capitulo 1
La boda
Lemur's tail, el conocido changarro de la familia de Chouji. Se suponía que el buen Chouza lo había abierto con lo ahorros de la casa para solventar los gastos de Kanna, pero no paso mucho antes de que se convirtiera en el agujero de la mitad de la población de Konoha. Primero fue un restaurante familiar, luego un restaurant-bar y finalizo siendo solo un bar con una buena pista de baile. Creo que la razón principal por que sucediera esto fue causa nuestra… definitivamente debimos de haber venido a otra cosa a parte de a alcoholizarnos.

-Vaya… ¿padrino? Me parece todo un honor. No deberías sentirte tan mal Neji san- le decía mi amigo al susodicho mientras limpiaba un vaso
-Cierra la bocota Akamichi y sírveme una copa bien cargada-

Corrían los primeros días de Noviembre. Faltaba un mes para mi primer año de casado y mi madre no paraba de preguntar para cuando llegaban los nietos. No sabia cuantas veces le había dicho lo de nuestros planes con respecto a lo de los niños, pero parecía que solo se hacia la tonta para volvernos locos y finalmente darle lo que quería. Lo peor era que mi madre no era el único problema, ya de por si todo había comenzado mal.

Mis primeros meses como hombre de veintiuno no habían sido los mejores en realidad. La semana después de mi cumpleaños, aparecieron termitas en el apartamento, y mientras fumigaban, nos la pasamos en casa de Chouji (No quería irme con mi madre puesto que no iba a parar de estarnos jodiendo). Fue la semana en la que reforcé mis razones para no querer hijos.

-Le dieron el cargo de padrino para que no le mordiera la cabeza al novio- decía la dueña de una malévola pero chillona voz
-Kanna, ¡shhh!-
-Hasta aca presienten que se siente mal por no ser el quien se vaya a casar con esa novia- dijo la niña mientras volvía a su crayolas y a su cuaderno -Debo de admitir que fue buena cuartada. Al menos con eso se evitaran desgracias futuras-
-Kanna, ¿recuerdas nuestro juego del candado y la llave?-
-Esta bien papá, ya entendí tu indirecta- le dijo la chiquilla con un tono de fastidio
-Tu hija me agradaba mucho mas cuando no hablaba- dijo Neji molesto.

Deje que Kanna le sacara la lengua al Hyuuga cuando se volteo, suspire y deje escapar un poco de humo con alquitrán; la verdad es que no hallaba la manera de decirle a Neji que estaba de acuerdo con la chiquilla. Sentía que ya hacia falta una boda en nuestro grupo que de verdad quisiéramos recordar, y en donde no saliéramos corriendo en la fotografía de grupo por que Akamaru le había jalado la falda a alguna de las damas de honor.
Después de la boda de Shino y Hana, no había mas que contar, las bodas que le siguieron resultaron un desastre. Solo con decir que, la ultima boda a la que asistimos, la de Kiba, fue prácticamente una boda express que no duro ni 15 minutos.

"-¿Con cuales de todos esos se va a casar hoy?
-¿Podría apresurar el paso? Quiero terminar esto antes de que llegue el padre-
-Bueno, los papeles están en orden, entonces iremos a lo básico. *¡Ajemh!* Hanabi Hyuuga ¿acepta a este perro como su legítimo esposo?-
-Espere un segundo, ¿qué le hace pensar que es con el perro y no conmigo?-
-Bueno, como aquí en la aldea de la lluvia las reglas de matrimonio son bastante, emh, accesibles, así que ya sabe, e visto de todo por aquí…-"

Y la anterior a esa no había sido mejor. La boda de nuestro recién estrenado Hokage había parecido más una pelea de dos a tres caídas que una ceremonia. Y no era para menos, Hinata estuvo incomoda toda su boda pues sabia que su padre no aprobaba para nada a su nuevo yerno, y no paraba de hacerle ver su incomodidad en cualquier segundo del día. Y es que la verdad había que ponerse en los zapatos de Hiashi por un rato. Fuera héroe de Konoha y lo que quisieras, ¿pero cómo ibas a dejar que tu hija se casara con un tipo que no distingue la leche pasada de un cartón aunque prácticamente haya bebido requesón?.. Hay veces que me pregunto a quienes les pagaron para volverlo Hokage.
Sabíamos que los comentarios del señor Hiashi iban a hacer reventar a Hinata de un momento a otro, lo que no nos esperábamos fue su reacción tan tremenda.

"*¡SAPH! ¡CRACK!* (onomatopeya de pateo en la entrepierna y consecuencia)
-¡Cierra la boca anciano de porquería! ¡Si no te has dado cuenta, ya tengo 20 años maldita sea! Ya no influyes en mi vida y menos en mis decisiones, y lo que es mas ¡las veces que me he mantenido sumisa a tus mandatos me ha ido de la jodida! ¡¿Oíste? ¡De la jodida! ¡ASI QUE FINISH! YA NO MAS, ¿ finalmente me estas escuchado o te haces el sordo?-"

Después de ver al Sr. Hyuuga caer al suelo, a ninguno de nosotros se nos ocurrió mover un musculo… con excepción de Chouji, Gai y Kurenai, quienes les estaban tapando los oídos a los niños. Nadie estaba preparado para eso. Nos asustamos tanto que todos guardamos silencio, es más, hubiera jurado que escuche al chico que acompañaba al monje sintoísta que estaba oficiando la ceremonia mojar los pantalones. Me di cuenta más tarde que al sacerdote le tembló la mano cuando le iba ofrecer el sake a los novios*.
Han de imaginarse que las razones fueron obvias, temía que el alcohol solo pusiera peor la situación.

El resto de la boda permaneció más silenciosa que un funeral hasta la fiesta. Después de 5 o 6 copas se nos olvido el incidente, pero Hiashi y Hinata dejaron de hablarse después de esa ceremonia. Ella se fue a vivir a casa de Naruto y el clan Hyuuga no supo de ella; eso, hasta la boda de Kiba, en la que nos enteramos de que Hinata estaba embarazada.

No creímos en realidad que fuera a importar mucho eso, la vida de todos siguió como siguió a pesar del incidente. La cosa fue, que no nos esperábamos que las consecuencias de los actos de rebeldía de Hinata también tomaran sus repercusiones. Al casarse Hanabi con un tipo mayor que ella, y a pesar de que hicimos el plan más elaborado del mundo para evitar a Hiashi, don Hyuuga no dijo nada cuando lo descubrió para sorpresa nuestra. Deduje que seguía traumatizado y no quería recibir otro golpe en los bajos.
Suspiro.

Agarre mi cigarro y lo apague en el cenicero. Aunque había reincidido mi habito de fumar después de la boda de Shino, ya lo hacia con menos frecuencia.

Kanna miro mi cigarro en el cenicero con aburrimiento y luego se volvió a su padre para mostrarle un dibujo hecho con sus crayolas donde había varios garabatos de diferentes colores, que reconocía como nosotros por algunas facciones y peinados característicos.

-Mira pa, estos somos nosotros en la boda- dijo la niña -El que esta dormido es el tío Shikamaru y el que lo esta mirando feo es la tía Temari. Este eres tu y los de al lado somos Asuma, Rei, Sakumo y yo, y aquí están los novios. Se lo voy a regalar al par cuando los vea-
-Ya veo, muy lindo detalle Kanna, ¿pero donde esta Gaara?
-Volvió a comer ostiones en mal estado y fue al baño-

Chouji frunció el entrecejo, Neji trato de no reírse y yo solo role los ojos. Consecuencia numero uno de que tu hija de cuatro años se crie entre tus amigotes: ya lo están viendo.
Kanna dejo su panel de dibujo en la barra y puso cara de molestia.

-Papi, ¿por qué hay que ir hasta Kumogakure? Si Lee sama y Tenten sama nacieron aquí, ¿por qué no se casan aquí como toda la gente normal?-
-Por que Lee y Tenten ya no son ciudadanos de la hoja desde hace años Kanna chan- dijo Chouji -Deben de casarse allá por que Kumogakure es su aldea ahora-
-¿Y por que?-
-Por que el Raikage estaba muy enojado con Sasuke, le causo muchos problemas y nosotros no hicimos nada con el. El consejo tenia que hacer algo para que no mandara a sus ninjas a desmantelar nuestra recién reconstruida aldea, así que mando a Lee y a Tenten a que le bajaran los humos-
-¿Sasuke no es el tipo con cabeza de pato que sale en el álbum de fotos de la tía Ino?-
-Si, nena, el tipo con cabeza de pato…- dijo Chouji con un slang de molestia característico de un hombre cansado de repetir lo mismo una y otra vez
-Pero si ya nadie sabe donde esta ¿Por qué sigue enojado el Raikage si ya no le esta causando molestias?-
-¿Eh? El Raikage ya no esta enojado Kanna querida-
-Pero entonces, si Lee y Tenten sama se fueron para bajarle los humos al Raikage, y a este ya se le pasó el enojo, ¿por qué siguen allá?-
-Bueno Kanna, una pregunta así te daría una respuesta burocrática-
-¡Huik! Ya entendí, no quiero saber nada de papeles-

Me recosté sobre el respaldo de la silla alta. A veces me hacia las mismas preguntas de Kanna, ¿de quien fue la buena idea de regalarle ninjas al viejo loco?
Hace 5 años atrás, Kumogakure estuvo a punto de declararle la guerra a la aldea, pero la intervención de Naruto de manera temprana y nuestros esfuerzos detuvieron la catástrofe. Sin embargo, el Raikage aun no estaba del todo contento y el nuevo y recién estrenado consejo de aldeas pedía remuneración para la aldea del rayo (debo admitir que tenía sus razones. No solo se habían robado a su hermano y jinchurriki, si no que también en el proceso de nuestros actos, el kage había perdido el brazo).

Como Sasuke prácticamente nos abandono a nuestra suerte después de su épica batalla con nuestro actual Hokage, el consejo de Konoha no sabia que darle a cambio al Raikage para que dejara de hacer berrinche. Así que al Daiymo y a su bola de ancianos se les ocurrió la idea más inteligente del universo:

"-Agarre su dedo y apunte a los que quiera, esos se van para su aldea-"

Si el Raikage no saqueo Konoha fue por que los del consejo de aldeas le pusieron restricciones. Que si no, ahorita no nos estaríamos quejando de tener que ir a Kumogakure para su boda. Dejo a la aldea con 11 ninjas de menos en un momento en el que necesitábamos mano de obra y gente que protegiera a la mano de obra, por eso es que me pregunto tanto de quien fue la maldita idea.

Pero, ¿por qué Lee y Tenten? La razón fue muy simple en realidad: Se les ocurrió poner un CD con música de Jey-C para entrenar justo en el rato en que estaba pasando el Raikage. Neji no fue, no le permitían al Raikage llevarse al algo más allá de un chunnin. Héroes de la hoja + escuchan lo mismo que toda la aldea = Con eso me doy por servido.
Nadie impugno la decisión, y aunque con eso quedo satisfecho, de todos modos le dejaron llevarse más gente. Pensar que por culpa de esa simpleza no los hemos visto más que en fotografías por casi 5 años, la verdad es que los asuntos con la gobernación son realmente un fastidio.

-Bueno, vea el lado positivo Neji sama- el dijo Kanna -Finalmente va a conocer a ese muchacho, "Shiko", del que tanto le han hablado Lee y Tenten sama en sus cartas-
-Ah si, olvidaba que finalmente voy a conocer al grandioso y magnifico Shiko- dijo Neji con un agrio tono de sarcasmo

Shiko era el apodo cariñoso que Lee y Tenten le daban a un chico llamado Tsukichiro Sokku, quien era el estaba reemplazando a Neji como su compañero de equipo en Kumogakure. Shiko era todo un personaje. No lo conocíamos, pero nuestro círculo prácticamente lo había adoptado como uno de nosotros. Todo por que Neji tenia una relación muy especial con el, bastante especial diría yo.

¿Cómo decirlo? Aun sin conocerlo de vista, Neji lo odiaba.

Es en serio, lo odiaba.

La razón por la que Neji lo odiaba tanto, era por que en las cartas de sus amigos no faltaba un párrafo en donde decía lo maravilloso que era Shiko y lo bien que se llevaban con el en Kumogakure. Según las cartas de Lee, Shiko era un chico lleno de juventud; rápido como una gacela, fuerte como un oso y con unas ganas de vivir que hacían que el sol brillara aunque estuviera nublado. ¿Qué mas? ¡A si! Además de que Tenten lo describía como un chico amable, alegre, buena onda, todo un caballero, cariñoso, bondadoso, etc, etc, ect…

Ya antes, Neji se había comenzado a hartar de la presencia del tal Shiko en todas las cartas que recibía de Kumogakure. Pero la manzana de la discordia cayó cuando Tenten le escribió en una carta:

"¿Vas a creer que acepto ser el rival de Lee de muy buena gana? Nos dijo que ya necesitaba a alguien con quien entrenar o si no, quedaría flojo como un pedazo de queso panela. Deberías de conocerlo Neji, es todo un amor. Con Shiko al lado nuestro, NO RECENTIMOS TANTO HABER DEJADO KONOHA…"

Agregue aquí la música de revelación espantosa que de su gusto.

No creo que Tenten lo haya escrito para hacerlo enojar, se veía perfectamente que lo escribía para no preocuparnos, pero el pobre de Neji no cabía en los celos. Y la verdad, no ayudaba en nada que Gai no parara de decir que le hubiera gustado haber entrenado con Shiko, por parecía muy buen muchacho.

-Primero me roba a mi amigo, después a mi chica, luego a mi maestro ¡Y termina incitando a mi amigo para que salga con mi chica y me quita a ambos para siempre! Solo falta que aparezca en la boda con su cara de tonto y convenza a Gai para que el y su mujer se queden a vivir en la maldita Kumogakure-
-Oh Neji, relájate un poco. Además, ¿qué esperabas que pasara?- le decía Chouji mientras acomodaba las botellas de licor -Shiko les invito a irse a vivir con el a su casa, es obvio que en 5 años de convivencia se iban a ver influenciados por el-
-¡Demasiada calentura fue lo que influyo! Lo malo es que no pudieron habérmelo dicho de una manera peor: "Oye Neji kuuuuuuuuun, ¿adivina que?"- decía imitando de una manera burda la voz de Lee -"Seguimos los consejos que nos dio SHIKO y vaya que han funcionado, hemos estado saliendo por los últimos 2 años Y AHORA NOS VAMOS A CASAR, ¿quieres ser nuestro padrino? Shiko dice que tu te mereces mas el puesto que el"-
-Neji, ¿es verdad lo que dices? no sabia que considerabas a Lee y a Tenten como tus amigos- le pregunte
-No comiences con esas estupideces Nara-
-No, de verdad, con eso de que te tratabas a ambos como basura cada que te miraba con ellos…- le respondí
-Lee y Tenten eran las únicas gentes que de verdad me hablaban, ¿quieres? Se podría decir que no podía vivir con ellos, pero tampoco sin ellos. Como esa relación que tienes con Ino.
-Ya te capto-
-Con el tiempo comencé a acostumbrarme a Lee y a enamorarme de Tenten-
-Y ahora me va a salir con la excusa que no alcanzo a declarársele a Tenten sama antes de que se fuera Kumogakure-
-¡Kanna!-
-No la reprendas Chouji, tiene razón, fui un tonto. Deje que me ganara el orgullo, preocupándome mas por que dirían que por el que pienso yo. Y para cuando finalmente obtuve el valor para hacer las cosas, el Raikage ya había hecho su graciosa huida con los muchachos de la mano-

Neji se bebió de un sopeteó la copa que Chouji le había dejado en la barra y se comió la aceituna que estaba de adorno

-Lo peor es que page las consecuencias de no volverlos a ver- dijo recostado en la barra, sin embargo, no tardo ni 5 segundos en levantarse -Pero ese Shiko, ¡lo único que hizo fue echarle limón a la herida, restregar un rayador de queso sobre de ella y luego tirármelo en la cara! ¡Hasta pareciera que lo hace a propósito!-
-Si Neji, Shiko tiene la culpa de todo- dije con cierto sarcasmo en mis palabras
-Puedes decir que es karma Neji- dijo Chouji mientras recogía su copa
-No empieces tu con lo del destino Chouji, ¡que esas ya son fregaderas!-

Había que ponerse del lado de Neji en algún momento, el tipo necesitaba un hombro en el cual poder llorar.


Me devolví a mi casa después de estar como 4 horas en el bar escuchando a Neji quejándose de Shiko y de su vida en general y mire a mi mujer terminando de sacar la ropa sucia del cestillo.

-Oye Shikamaru, deja de hacerla de bolsa en el sillón y mueve tu trasero- me ordeno, esperando exactamente el momento en que me senté- Necesito los platos limpios para dentro de 5 minutos-

Me levante de muy mala gana del sillón y me dirigí a la cocina. ¿Qué podía hacer con Temari? Oh era eso y recibir un abanicazo, pequeño precio a pagar por vivir con una mujer que tuvo que criar sola a dos monstruos después de la muerte de todos los supuestos responsables.

-¿Fuiste a ver a Sakura o alguna de las muchachas?- le dije mientras abría el grifo
-Fui con Hinata a escoger ropa de bebé-
-Hay mujer, ¿para que te inmiscuyes en eso?-
-Shikamaru, era la única disponible. Las chicas estaban buscando un vestido para llevarse a la boda de los muchachos y era obvio que iba a ser una de esas en las que me iba a esperar sentada por horas mientras encontraban algún vestido que no las hiciera ver gordas- me dijo mi mujer con una mueca de queja -Además, me cruce con ella en el camino a la tienda, ¿qué mas querías que hiciera?-
-Ya pues te comprendo. Pero últimamente mi madre se ah estado poniendo ultra molesta y me a estado poniendo un poco paranoico-
-Hay, ¡como crees Shikamaru! Con mis hermanos me basto y me sobro. Sabiendo que tengo dentro de mi sangre los mismos genes que Kankuro y Gaara no quiero ni imaginar algún mal resultado-
Había veces que quería besar la frente de ese par de idiotas. Me salvaron la existencia por un buen de tiempo.
-Y dime, ¿ya empacaste? Sabes que nos iremos mañana a primera hora y no quiero que tu ropa se apeste a cigarro-
-En Kumogakure están acostumbrado a respirar alquitrán, no creo que 5 milésimas más en su aire los vaya a matar-
Temari me lanzo unos calcetines y me fulmino con la mirada
-Empacas en cuanto termines con los platos-
-Ya voy, ya voy-

Viaje a Kumogakure al día siguiente, y ya desde ahí comencé a sospechar que la boda iba a ser un fiasco. Saliendo desde la 12:00 de la media noche, fueron 10 horas de viaje repartidas en idas al baño, pedidos de comida para llevar, piedras en los zapatos de los AMBUS que nos acompañaban, dolores en el trasero, golpes en la cabeza y media cajetilla de cigarros tirados a la basura por mi mujer.

Como si la incomodidad no fuera suficiente, en ese 11 de Noviembre la aldea de la nube ya estaba bastante fría. Nevaba, no había más que decir. Y solo para agregar un poco mas de probabilidad a mis predicciones, nos tardamos un poco más de tiempo en llegar debido a que la carreta se atoro en un agujero tapado por la nieve. Veinte angustiosos minutos del AMBU pelando con el agujero, para que Chouji solo rolara los ojos y la sacara con una sola mano.

Se lo que están pensando, pero igual y tiene su explicación. En realidad no se que traían en la cabeza estos chicos que nos estaban acompañando, pero no nos dejaban hacer nada:

"-No se apure Nara sempai, nosotros lo subimos-
-No se mueva Hokage sama, aquí se lo traigo-
-No se preocupe Hokage sama, eso lo podemos resolver-
-Siéntese Hyuuga sempai, no se vaya a cansar-"

Entiendo tu preocupación amigo, gracias, pero no estoy inválido.

Llegamos a Kumogakure con 1 hora para que la boda comenzara. Nos quedamos con aproximadamente 60 minutos para despabilarnos, quitarnos las lagañas, levantar a los niños, ponernos decentes, hacer buena cara ante el frío y buscar el lugar donde se suponía se iban a casar Lee y Tenten. Usamos todo el repertorio ninja para hacer eso aproximadamente en un record de 30 minutos, contando los 5 minutos que duramos en salir de la ducha fría del cuartucho de hotel en donde terminamos.

Cual fue la sorpresa que nos encontramos al Raikage frente a la puerta del templo, y muy bien arreglado. En cuanto vio a Naruto, lo primero que hizo fue saludarnos con cortesía y luego le dio unas palmadas en la espalda a nuestro rubio idiota. Naruto solo articulo una sonrisilla con una lagrimita en el ojo derecho y saludo al Raikage, por la cara de Naruto, no creo que el sonido de sus vértebras brincando y reacomodándose haya sido obra de mi imaginación.

-En realidad comencé a sospechar de que no fueran a venir- nos dijo el Raikage
-No íbamos a abandonar a nuestros amigos en el día más importante de su vida por muy lejos que nos quedara- dijo Naruto
-Vaya, veo que sigues con ese espíritu de demente que conocí hace 5 años-
-Y, ¿dónde están Lee y Tenten?- pregunto Kiba
-Oh si, están atrás junto con todos los demás-
-¿Todos los demás?- dijimos casi en unisonó
-Es la razón por la que estoy afuera, no quería morir aplastado. Tus amigos no son los únicos que se casan por estas fechas y mas ahora que tenemos un 11/11**- nos dijo el Raikage -Fue tanta la gente que me pidieron permiso de hacer una boda comunal afuera en los patios de templo… Aun no se como se les ocurre hacer esto y con este frío, solo me da mas a entender que los que se casan solo buscan un excusa glamurosa para suicidarse-
-Por eso sigo soltero- dijo Sai desde el final de la fila con una amplia sonrisa -Bien dicen que la vida de soltero es una porquería pero casarse es la muerte-
-Je je. Sokku los llevara al patio principal, a ver si encuentran a su amigos entre la gente- luego, el Raikage hizo una bocina con su manos -¡Hey muchacho! ¡Ven para acá! Necesito que lleves al Hokage y a sus invitados al lugar de la ceremonia-

Agregue aquí su música de suspenso de preferencia.

Mire a Neji, vigilando que no se pusiera en posición de ataque. Aquí venia su mas grande enemigo, aquel que según mi amigo el ojos blancos le había arrebatado todo y seguramente no tenia una puta idea de lo que había hecho.

De las escaleras del templo bajo un chico de piel negra y cabello negro acomodado en rastas, como era de esperarnos entre la indumentaria de la gente de esta aldea, llevaba una pequeña barba y estaba envuelto en un yukata muy bien arreglada, pero nada mas. La verdad no entendí por que tanto escándalo por un chico que no salía de lo común en su aldea, eso, hasta que nos sonrió y nos saludo. Entonces la nieve de los alrededores pareció derretirse. Tenia una sonrisa tan tierna que dejaba mis experiencias empalagosas con Kanna de bebé atrás. El Gai sempai soltó un par de lagrimas de felicidad y acuño una frase muy parecía a "es la juventud encarnada", Neji hizo una mueca de disgusto.

-Estos son prácticamente la familia de tus amigos, trátalos con cuidado- dijo el Raikage antes de retirarse
-Muy buenos días, me llama Tsukichiro Sokku, pero pueden llamarme Shiko o Sokku, como ustedes deseen- nos dijo extendiéndonos la mano -Y tu debes de ser Neji, es un gusto finalmente poder conocerte. Lee y Tenten me han hablado tanto de ti que hasta parece que te conozco, jajajajajaja-
-Si claro, el placer es mutuo…- dijo Neji prácticamente masticando alguna frase ofensiva
-Y usted debe ser el gran Gai sensei- dijo Shiko -Se da a notar muy rápidamente en realidad-
-Jejeje, muchas gracias-
-Y esta pequeña de aquí debe de ser de usted-
-Bueno, si así es, es mi hija Rei, tiene dos años-
-Eres adorable pequeña- le decía mientras le picaba la nariz -Me recuerdas mucho a la nietecita de mi portera-
-¿Cuidas niños?- pregunto Sakura
-Si, es que adoro a los niños y a los animales, es lo que le da la alegría a este mundo-
-¡Hay, que ternura!-
-#%&(^ Farsante…- mascullaba Neji
-Bueno, ya no los hago esperar, síganme por favor-

Seguimos a Shiko hasta el patio donde nos encontramos con un mar de gente. No se distinguía quien venia a casarse, quien venia a casar y quien venia nomas a sentarse. No fue hasta que miramos un par de cejas entre la multitud que pudimos dar con Lee y con Tenten.

Al verlos, comencé a pensar que la aldea del rayo le mete complejos a la gente, ambos se veían desarrollados de tal manera que ni siquiera parecía que hubieran estado en la hoja. Con la clara excepción de Chouji, comparados con los de ellos, nuestros cuerpos parecían fideos escurridos, y eso que de Tenten en ese momento solo alcanza a ver la espalda.

-¡Cejotas, han pasado milenos!- dijo Naruto -Mírate nada mas, inflado y encima casado-
-¿Y tu que? ¿Hokage? No me hagas reír- dijo Lee -¿A cuantos les pagaron para que hicieran ese milagro?-
-No comiences con eso tú también que si no te doy mi bendición-
-Hey Lee, ¿cómo te ha tratado esta aldea?-
-Bien Chouji, el sitio es espectacular- luego se volvió a los brazos del grandote -Así que tú debes de ser Kanna, eres más adorable que lo que me dicen en las cartas-
-Le hice un dibujo- le dijo la niña
-Que lindo, gracias Kanna. Oye Tenten, mira lo que nos dieron-
Tenten se volteo y casi se nos botan los ojos. Estaba embarazada.
-Ahí, muchas gracias Kanna querida. Oh, pero mira que grande se a puesto Asumita- dijo Tenten jalándole los cachetes al muchacho -No te había visto desde que estabas recién nacido-
-Le doy la razón Sra. Rock- dijo el chico con sarcasmo mientras se sobaba la mejilla
-¿Y quien es este pequeñín que te acompaña?- decía Tenten mientras miraba a otro que se escondía detrás de Kurenai
-Es mi hermanito Sakumo, señora Rock. Tiene 3 años y no le gusta mucho estar rodeado de gente-
-Kakashi sempai, no sabia que usted era de esos que le hiciera a la rapiña- le dijo Lee al ver al niño
-Mocoso, no hay nada indecente en eso. Siempre he dicho que la oportunidad es lo que hace al buen ninja. Además, no podía dejar a la mujer de mi mejor amigo sola y desamparada con un crio en las manos. ¿De quien iba a depender? ¿Del flojo de tu amigo Shikamaru?-
-Estoy aquí, gracias- dije lanzando un suspiro
-Y veo que usted no se quiso quedar atrás con su rival. También hizo el encargo, ¿no Gai sempai?- dijo Tenten
-Mas o menos- dijo Gai con una gota de sudor -Es una historia muy larga-
-Me la imaginaba mas parecida a usted- decía Lee mientras jugaba con su manita
-Al menos solo es parecida al padre en algunos aspectos- dijo Anko con un suspiro

Los adultos dejaron a los niños al lado mío mientras se disponían a charlar. Yo solo los vigilaba de reojo.

-Diablos… ¡¿vieron eso? ¡Parece una vaca!- exclamo Asuma
-Oye Sakumo, ¿en cuanto tiempo crees que reviente?- se volvió Kanna hacia el susodicho
-Te apuesto mi bolsa de gusanos de gelatina a que dura al menos 7 horas-
-¡Estas loco! No le doy ni 2 horas- replico Kanna
-Puede que sea más de uno-
-Eso no prueba nada hermano, cuando Anko estaba embarazada de Rei parecía que iba a tener dos- le replico Asuma -Y cuando la señora Aburame tuvo a los gemelos, parecía que solo iba a tener como 20-

Rei comenzó a hacer sonar el chupón que traía en su boca y los niños se le quedaron viendo

-Podría ser- dijo Sakumo
-Es una propuesta interesante Rei- dijo Kanna -Pero si se le rompe la fuente en medio de la ceremonia, todos me la deben-

¿Saben que es lo mas gracioso? Deseaba entrar a la apuesta

Owari
*En las bodas sintoístas tradicionales, se le da de beber sake a los novios
** Los Japoneses se casan en noviembre por que consideran el 11 de buena suerte
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gabe_Logan

avatar

Mensajes : 930
Fecha de inscripción : 15/06/2010
Edad : 35
Localización : México

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Vie Jul 15, 2011 4:33 pm

Je, muy bueno el cap, anda la osa, recordar es vivir... Oh Great
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://thewatchtower-gabriel.blogspot.com/
Jack

avatar

Mensajes : 562
Fecha de inscripción : 14/06/2010
Edad : 28
Localización : ¿Realmente importa?

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Sáb Jul 16, 2011 2:34 am

¿Darle Sake a Lee?... si es una buena idea sin duda
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bellette

avatar

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En mi casa

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Sáb Jul 16, 2011 9:54 am

Advertencias:
Si no has estado leyendo el manga puede que te encuentres con spoilerones de los gruesos. Así que estas bajo tu propio riesgo.

Capitulo 2
La llegada
¿Alguna vez te haz sentido fuera de lugar? En mi caso varias veces, pero nunca como en Kumogakure. Parecía que ser de Konoha era como ser un punto negro en una cartulina blanca, todos los que pasaban cercanos a nosotros se nos quedaban viendo confundidos como si nunca hubieran visto a alguien de otra aldea en su vida. No entendía las razones del por que, hasta que escuche a dos muchachas cuchichear.

-Oye Michi-
-¿Que?-
-¿Ya viste quien esta enfrente?, se parecen a esos tipos que dicen que salvaron a las aldeas ninjas-
-Pues si, se parecen, pero no son Mizuho. Obviamente, las personas que vencieron a Madara son muchísimo mas poderosas y musculosas, si no ¿Cómo crees que vencieron a ese hombre?-
-No lo se, pero el tipo de enfrente me parece guapo-
-Ese es el Hokage…-
-Me refiero al que esta al lado de el-
-Ese es el Kasekage…-
-No boba, el que esta al lado de ese-
-Mizuho, ese el Raikage, ¿qué no te habías dado cuenta?-
-¡Demonios! De espaldas no se distingue ni quien es quien-

Toma eso Superman. Lo único bueno de no parecer la gran cosa, es que puedes burlarte tranquilamente de los super héroes de las comiquillas por sus grandes y desesperados intentos por ocultar su identidad secreta. Al menos, digo yo, no podría haber sido mejor. Prefería mil veces haber muerto destrozado por Madara ha tener que aguantar a una tribu de fanáticos enardecidos (que de por si, tuvimos que retener en Konoha los primeros dos meses después de acabada la guerra ninja contra el Akatsuki).

Y ya que hablamos de fama, mientras mi mujer buscaba lugar donde acomodarse para poder tomar video, Kakashi se fue haciendo de lugar entre la gente mientras cargaba a Sakumo y alcance a ver que saludaba a uno que otro de los presentes; gente de la cual por cierto, yo creo que ni Naruto había escuchado hablar. Lo mas extraño, era que estos lo saludaban de vuelta y le sonreían.

Eh llegado a pensar que el maestro de Naruto se ha hecho de tanta fama alrededor de sus viajes, que podría llegar a cualquier aldea, saludar al aire y todo el mundo, incluyendo niños y ancianos, gritarían en unisonó "hola Kakashi"… Pero bueno, seria mejor dejar ese tema para otra historia.

-Estamos aquí reunidos hoy para celebrar la unión de estas, ermh… ¿99? Almas en sagrado matrimonio…-
-Yo no vengo a casarme, no hay lugar atrás-
-Como sea, todos ustedes vienen a echarse la soga al cuello. Incluyendo las familias, que ahora tendrán que aguantar a nuera y yerno nuevo-

Tengo que admitir, que la manera de hacer las bodas en la aldea del rayo es mucho menos aburrida que otras partes (y que el sacerdote es muy bueno para contar con la vista, debí de haberle pedido que me enseñara).

En fin, la ceremonia se puso interesante cuando nos llego el momento del San san kudo*. Al ver como la sacerdotisa se acercaba a Lee con la botella de sake en mano, tomamos a los niños y corrimos a atrincherarnos detrás de mesas, sillas, pilares, escaleras y mujeres gordas, lo que estuviera disponible. Todos los que estaban cercanos a nosotros se nos quedaron viendo con una cara mucho más confusa que la anterior, pero aun así nos negamos a salir de los lugares en donde estábamos ocultándonos. Shiko apareció de entre los presentes con una sonrisa coloquial en la cara y nos pidió que nos levantáramos.

-No se preocupen- nos dijo -Ya le había contado al Raikage de mis experiencias con Lee y el alcohol, y se aseguró que todos los del templo estuvieran enterados-
-¡Qué fraude!- escuche quejarse a uno de los muchachos que estaba sentado en las filas para novios -Esto no es sake, es agua de arroz con azúcar morena-
-Créamelo- le dijo la sacerdotisa rolando los ojos -Preferiría eso a quedar viudo o huérfano-

¡Hay Shiko! Si nos lo hubiera dicho antes, nos hubiéramos ahorrado las disculpas.
Después del necesario papelón, la boda siguió su curso normal. Al parecer no hubo ningún contratiempo hasta el final de la boda, cuando mientras los novios se acomodaban para salir en fila india, un chico muy parecido a Omoi dio un mal traspié gracias a la nieve y cayo de cara en el escote de una tipa al lado suyo (de hecho, creo que el tipo del resbalón había sido Omoi, pero no nunca pude asegurarme de eso). A pesar de eso, la cosa no paso a mayores y pronto nos vimos todos juntos posando con una sonrisa congelada frente a un paisaje nevado. Akamaru estuvo pegándome con la cola mientras el camarógrafo me gritaba como loco que no me moviera; aunque fue muy molesto, al menos fue una buena fotografía (muy a diferencia de las últimas dos).

“-¡Dile a tu maldito perro que me devuelva mi falda!-
-¡Akamaru, con un demonio! ¡Dame acá eso!-
-¿Va a querer la foto con o sin marco señor Nara?-
-…-“

-Aquí esta su foto, les deseo suerte en su matrimonio. Pero aun me queda la duda, ¿Cómo es que una simple pareja de jounnin se puede hacer amiga de tantos Kages?-
-La historia es larga, si le dijera los por que pasamos nos amaneceríamos aquí -
-¿Podemos irnos de una vez? Quiero ir a echar bailongo- dijo Kiba moviendo la cadera.

Shiko interrumpió a Kiba cuando llego con una carreta negra charol jalada por el, adornada con flores rosadas y listones blancos.

-Bueno, será mejor que llevemos a los novios directo a lo bueno- dijo el muchacho mientras sonreía -Súbanse muchachos-
-Shiko, ¿estás seguro?- pregunto Tenten un tanto nerviosa.
-¡Por supuesto! Sera divertido-
-Oh vamos, ¿no me digas que vas a jalar esa cosa? ¿Llevaras el peso de una mujer embarazada y de un tipo con peso extra por sus cejas tu solo?- le dijo Neji con cierto aire de superioridad.
-Si quieres ayudarme no tendré ningún contratiempo, pero puedo yo solo; ¿sabes? Ser rival de tu amigo me ayudo mucho a mejorarme físicamente. Es mas, apuesto a que le gano corriendo a sus caballos- le respondió a Neji sin dejar de sonreír
-$^&%- mascullo Neji.
-Me debes una lata de soda, te dije que estaba zafado del coco- le dijo Sakumo a su hermano mayor mientras este extendía la mano y el otro sacaba 500 ryus del bolsillo de su chaquetita.

Formamos una pequeña y lenta caravana detrás de la carretilla, durante todo el camino no pare de ver Neji fulminar con la mirada a Shiko mientras este iba muy campante moviendo a los novios al frente nuestro. Finalmente, después de unos 20 o 25 minutos, llegamos a un salón no muy lejos del templo. Era pequeño y sencillo, pero lindo y bien adornado, como me esperaba de Lee y Tenten. Shiko ayudo a bajar a Tenten y no tardamos mucho en encender música y comenzar la "pachanga".

La fiesta estaba bien para lo que era. Éramos pocos a comparación de otra bodas a las que había asistido (nomas en la boda de Iruka estuvo presente al menos 1/8 de la aldea y eso que el nos decía que tenia pocos amigos) pero había buen ambiente. Los niños no estaban inquietos, Gai hacia lo acostumbrado y mientras Lee no tocara las bebidas preparadas no íbamos a recibir ningún daño. Comencé a creer que de esta boda si íbamos a salir bien parados a diferencia de las ultimas.

En fin, después de que Tenten nos presento a Lee (sic) y nos dijo lo maravilloso que la iba a pasar con el **, Naruto se acerco al estrado y saludo en el micrófono para llamar nuestra atención.

-Bueno mis queridos amigos- dijo Naruto por el micrófono del aparato de karaoke -Ya que entramos en calor, ya es tiempo de terminar con las formalidades y pasar a los divertido, lo que significa que hay ver quienes son los siguientes en encadenarse a la vida de pareja. ¡Llego la hora de tirar el ramo!-
-Anko, ¿no te vas a poner con las solteras?- escuche decir a Kakashi.
-Ya te dije que vivo en unión libre con Gai, Kakashi. No estoy casada, pero tampoco estoy soltera-

Sakura e Ino fueron al centro del salón de baile, caminando un poco lento a pesar de lo animado que estaba el ambiente. Desde mi asiento presentía su ligera vergüenza, no había que ser un genio para darse cuenta.

Habrán de saber, que a pesar de todos los esfuerzos que habían hecho anteriormente, de que habían tenido una vida amorosa mas activa que el resto y de los novios que habían pasado por las vidas de ambas después de la desaparición del Uchiha, eran las únicas de nuestro grupo que no estaban casadas o tan siquiera cerca de estarlo. Estando en sus zapatos yo también sentiría algo de pena por mí mismo; siendo supuestamente una de las mujeres mas lindas de Konoha, no creo que fuera una cosa como para querer alardear decirte una solterona, mas cuando todos los que habías rechazado en tu juventud ahora estaban casados, o con hijos, o con ambos en el peor de los casos.

Lee se subió a su mujer embarazada a los hombros y ella lanzo el ramo hacia atrás. El ramo pego contra el ventilador, dio media vuelta y le cayó en la cara Chouji. Todos comenzamos a reír.

-Muy gracioso. Quítame esta cosa de la cabeza Shikamaru-

Agarre el ramo con dos dedos y lo lancé hacia el centro. Ino lo cacho y le saco la lengua a Sakura. Está solo apretó los puños gritándole que tenia suerte para ser solo una "puerca".
La siguiente fue la liga. Sai y Neji se fueron al centro sin mucha gracia esperando a que Lee le quitara la liga a su mujer. Creo que de los dos varones que estaban al frente solo, Neji parecía querer algo parecido a una boda, Sai era soltero de convicción. A pesar de que había antes tenido una relación con Ino, la falta de experiencia de Sai con respecto a las relaciones personales solo hizo que su vida en pareja se tambaleara; y es que también el carácter explosivo de Ino había dejado a Sai en jaque, no tenia idea de cómo tratarla cuando la rubia se molestaba.

-Chouji, ¿por qué no vas al frente?-
-¿Para que?- me dijo calmadamente mientras me servía un poco de sake en un platito-Creí haberte dicho que jamás me iba a casar-
-Esa no es razón para no divertirte-
-¡Tah! Eso me va y me viene, no hay regla que diga que necesito pelear por la liga solo por ser soltero. Además, ¿que voy a hacer con ella después? ¿Ponérmela?- me respondió sarcástico -Te aseguro que aunque la guarde, Kanna la va encontrar y la va a tomar para matar lagartijas-

Mientras hablábamos, la liga le cayó en la mano a Chouji. ¿Coincidencia o conspiración? Mi amigo la miro con resignación y luego la lanzo al lado para que le cayera a Shino en la cara.

-Avienta tu ropa interior para otro lado, yo estoy casado y con hijos- dijo Shino en su típico tono seco

Reímos nuevamente. Shino lanzo la liga al centro y Neji la tomo entre sus manos.

Pasamos a un brindis, esa parte donde un tipo pronuncia unas palabras cursis para los novios mientras todos los demás papan moscas, se bebe un poco de vino y se repite el proceso. En este caso, las palabras lindas fueron oficiadas por Gaara, quien en realidad, pienso que no fue una buena elección para dar un discurso para los novios.

-Bueno Lee, recuerdo cuando te conocí. Debido a mi alopecia frontal había recibido muchas burlas antes de recibir gritos de horror, de manera que al ver tus enormes cejas me sentí tan celoso que decidí deliberadamente darte muerte. Recuerdo también que el Shukaku me decía que prácticamente te veía en su plato mientras reía como desquiciado al ver tu nombre en la pantalla de oponentes en el examen chunnin…-
-Gaara- le dijo Kankuro picándole la espalda -Pudiste haberte ahorrado esas "tiernas palabras" para un platica de bar, por ahora eso no es exactamente adecuado-
-No creo que tú puedas pronunciar palabras mejores-
-Saben algo- dijo Gai levantándose para evitar que la cosa se pusiera aun mas fea -Creo que lo que todos aquí menos se esperaban era que Lee y Tenten terminaran juntos en una juvenil unión de matrimonio. A pesar de que alrededor de mis años como su maestro los vi crecer juntos, se veían mas como un par de hermanos que como un par de tortolos. Pero bueno, el destino es un asunto que no podemos controlar-
-Que puedo decir Gai sempai- dijo Lee -Yo en mi vida me llegue a imaginar que terminaría al lado de Tenten, en mis tiempos de niño tenia otros intereses amorosos y otras cosas que ver en mi futuro; pero luego llegamos aquí y mi vida dio varios giros. Entre esos giros nos encontramos con Shiko, quien nos dio ánimos para seguir adelante a pesar de que mucha gente aquí nos miraba raro por no pertenecer a la aldea por completo. De verdad te lo agradezco amigo-
-Vamos muchachos, hacen que me sonroje…-
-Lee tiene razón, no se que hubiera pasado si no te hubiéramos conocido, quien sabe con quien hubiera terminado casada-

Me volví a Neji para verlo echando mas humo que un vegetal al vapor, ¿acaso era yo el único que lo notaba?

-Búscate algo para golpear o apretar Neji- le susurre -No es momento para que te le eches encima-
-Sin más que decir, un brindis por la pareja, que la bendición de Dios los acompañe- dijo Naruto agitando su copa.
-Gambei…- se escucho en unisonó.

Esta vez no nos fuimos a esconder, nos habíamos puestos serios en cuanto a la cuestión de Lee y el alcohol y solo habíamos dejado jugo de uva en la copa de nuestro amigo el cejotas.

Sin embargo, lo que no nos esperamos durante el brindis, fue un sonido muy parecido al golpe de un globo de agua en el piso. Lee miro sus zapatos y luego miro a Tenten.

-Lee, se me rompió la fuente-

Escuche el sonido del chupete de Rei debajo de la mesa, seguida por las protestas de sus amigos.

-No es justo, poco faltaba para que se acabara la fiesta- exclamo la voz de Kanna.



La verdad que no se a que velocidad corra Shiko, pero si alguien aquí corre mas rápido que un caballo es Lee. En cuanto sintió el agua mojar sus sandalias nuevas, agarro a Tenten con ambos brazos en posición de novia (oh ironía) y se fue corriendo. Lo ultimo que vimos de ellos antes de seguirlos fue el transepto, les juro que no había visto una nube de polvo tan larga desde la que hizo Pein al destruir la aldea. En fin, a duras penas logramos alcanzarlo, y para cuando llegamos al hospital, los caballos que cargaban con nosotros en las carretillas se habían quedado tirados en la acera jadeando.

En el hospital, la cosa no estaba mejor. Debido al repentino frío que había caído en Noviembre, gran parte de la población estaba tendida en cama con una enfermedad respiratoria o bien con principios de hipotermia, lo que dejaba al hospital general de Kumogakure con una pequeña falla técnica…

-¡¿COMO QUE NO HAY HABITACIONES?- le gritaba Lee al tipo de la recepción mientras lo agarraba del cuello.
-Lo lamentamos mucho señor, pero en estos momentos estamos abarrotados y puedo asegurar que el resto de los hospitales también lo están-
-¡NO ME VENGA CON ESAS MAMADAS! ¡Mi mujer esta pariendo carajo, tiene que hacer algo!-
-Sabemos lo difícil que es para usted este contratiempo señor, pero le aseguro que si trata de calmarse vera que las cosas se arreglaran pronto-
-Muchacho- le dijo Lee al enfermero con un agrio tono de sarcasmo -¿De donde demonios sacas que puedo calmarme cuando mi vida esta en peligro?-
-ROCK LEE, PEDAZO DE PORQUERÍA. Más te vale que busques la manera de terminar con esto pronto ¡POR QUE SI NO, VOY A SACARTE EL CORAZÓN!-

El muchacho se nos quedo viendo a todos mientras sudaba frío y luego trago saliva.

-Buscare ver que puedo hacer por usted-

Nos traspasaron luego al área pediátrica, donde nos vimos rodeado con un colorido papel tapiz lleno de flores felices y arcoíris (si solo el papel tapiz estuviera acorde con la situación en la que estábamos no me hubiera sentido tan frustrado).

Me la pase escuchando los pujidos molestos de Tenten hasta que apareció una enfermera diciéndonos que uno de los almacenes estaba libre y que era lo suficientemente grande como para atender a Tenten ahí dentro. Unos tipos llegaron con una camilla y, temblorosos, subieron a Tenten sobre de ella mientras seguía gritando injurias contra su marido, su embarazo y todo en general. Una vez que se llevaron a Tenten, todos nos relajamos y nos dispersamos. Como estaba muy cansado, me quede sentado con los niños al lado de Kakashi, quien los miraba jugar atentamente.

-… Y por ahí también me dijeron que a veces salen de coles, pero yo no creo en eso, mi papá me dijo que la cigüeña iba a traer a mi hermanito al hospital- escuche a un niño de la edad de Kanna hablando con ella precisamente.
-¿Una cigüeña? Tu clan si que es raro, ¿cómo es que los pare una cigüeña y siguen viéndose como humanos?-
-¿Eh? ¿Ah que te refieres con eso?-
-Tu familia te mantiene en la ignorancia ¿verdad?- le respondió -¿Sabes tu por que tu madre se pone gorda y luego te dicen que vas a tener un hermanito, y el por que precisamente después de que este llega se vuelve flaca otra vez?-
-La verdad no lo había pensado…-
-Eso es por que tú hermano esta dentro de la panza de tu madre-
-¿De verdad? ¿Y como es que entra ahí?-
-Bueno, el proceso en realidad es muy sencillo…-
-Kanna chan, ¡por el amor al cielo! ¿Qué crees que estas haciendo?- escuche a Kakashi reprimirla.
-Ayudando a mi nuevo amigo a vencer el dogmatismo al que lo tienen sometido en su casa-
-*Suspiro* ¿Dónde rayos esta tu padre?- pregunto el ex sensei.
-Fue por una soda para ambos-
-Voy a ir a buscarlo, quédense aquí y por favor, evítate esos comentarios- dijo Kakashi mientras se iba con Sakumo entre los brazos.
-Bueno, ¿me vas a decir como es que entra mi hermano dentro de la panza de mi mamá?-
-No puedo, cuando hablas de sexo con otro niño, todos los adultos se vuelven locos-
-¿Qué es sexo?-
-El proceso por el cual entra tu hermano en la panza de tu madre. Pregúntale a tu padre, ya que no me dejan a mí explicártelo- le respondió la niña aplicando una sonrisa traviesa.

Kanna era una niña mucho muy inteligente, pero su mentalidad era totalmente opuesta a Chouji a su edad… Por no decir tremendamente malévola.

No se imaginan lo culpable que me sentía al respecto (principalmente por que yo era su padrino). Ya conocía el tipo de genética que corría por sus venas, pero las razón principal por la cual carecía de la inocencia característica de un niño, había sido adquirido por una capacidad de "super recepción" que tenia de bebé, y creo haber crecido dentro de una oficina escuchando nuestras conversaciones sobre misiones y platicas de bebida desde una edad temprana no le había ayudado en nada. Pero deducía en esos tiempos que su falta de tacto derivaba más bien de la falta del cariño de una madre. Era raro verla comportase como una niña común y pensaba que necesitaba un poco de ejemplo femenino.

Me acerque a ella mientras sus amigos jugaban a armar un rompecabezas y le pedí que viniera conmigo.

-¿Cuál es el problema tío Shikamaru? ¿No me diga que usted también va a regañarme?-
-No Kanna, en realidad vengo a hacerte una pregunta… ¿no te gustaría tener una mamá?-
-¿No cree que esta en una posición un tanto inadecuada para hacerme esa pregunta? Usted no quiere hijos-

Carraspeé un poco y me sonroje. Esto era precisamente a lo que me refería cuando decía que Kanna era muy inteligente, siempre encontraba una manera de contrarrestar nuestros comentarios.

-¿Por qué me lo pregunta?-
-No lo se, ¿no te gustaría tener la compañía de una mujer?-
-Ya tengo a Rei-
-Me refiero a una mujer adulta-
-Para eso esta doña Ayane-
-Con tu padre no podrás discutir temas de mujeres…-
-¿A que punto quiere llegar tío Shikamaru?- me dijo molesta mientras acariciaba un peluche dejado en la caja de juguetes -Se que los chicos van a comenzar a gustarme de los 10 a 15, también se donde se comprar ropa de marca barata y la manera de usar un lápiz labial. Mi papá me informo con toda naturalidad todos los cambios hormonales que iba recibir mi cuerpo para evitar que me pasara lo que a el, y estoy consiente de lo que quiero al volverme una kunoichi. Ya tengo a mi amiga mujer y se llama Rei. Ya tengo una persona con la cual puedo resolver mis dudas, y esa es mi papá. Y ya tengo una persona que me llene de besos, y esa es mi abuelo. No necesito de una mamá-

Tengo que confesar, que no había escuchado una respuesta mejor argumentada que esa en años. Desde que descubrí que Asuma me ganaba muy fácilmente jugando al Sogi, me di a entender de que el y sus amigos no eran normales y que estaban demasiado adelantados para su edad; pero no me imaginaba que tanto hasta que Kanna me respondió.

Cierto temor invadió mi mente. Por decirlo así, estos enanos aun no dejaban completamente el biberón y ya tenían la mentalidad de un chico de 12 años, ¿qué pasaría con ellos al momento de crecer? ¿Acaso tendríamos al Itachi II? La verdad, con respecto a eso, yo pasaba.

Un grito ensordecedor me saco de mis pensamientos letárgicos y salí de la sala de espera para menores para ver a un camillero tirado con un chipote en la cabeza. Una de las enfermeras llego corriendo a buscarme y me agarro el cuello de mi camisa.

-¡Por favor, dígame que entre hay un ninja medico entre ustedes!-
-¡¿Qué? ¡¿Y ahora qué?- pregunte alarmado.
-¿Que paso ahora?- dijo Sakura mientras pisaba al pobre tipo que estaba tirado al lado mío.
-El obstetra que estaba en la plaza de esta mañana se cayo por las escaleras y ahora esta inocente-
-¡¿Cómo demonios pudo haber pasado eso?-
-Lo atropellaron con una camilla-

"Hospital caótico de porquería" fue lo más decente que escuche en ese momento. Provenía de una de las salas continuas a la de espera y habrán de deducir, que por los gritos llenos de maldiciones de Tenten, ya estaba asegurado que le habían dado por enterado el problema por los que estaban pasando… también me había dado a entender que el camillero que estaba tirado al mío era el que le dio la noticia.

-Necesitamos a un ninja medico-
-Sakura es la jefa de médicos del hospital de Konoha- dije con seriedad
-Oh cielos, ¡estamos a salvo!-
-¡Pe-pero Shikamaru…!
-Te han dicho como recibir niños, ¿no?-
-¡Lo se! Pero jamás e recibido uno-
-Eso nos servirá- dijo la enfermera antes de volver a pisar al tipo que estaba tirado.
Corrí detrás de Sakura para encontrarme con mi mujer, Kakashi, Sakumo y Chouji alrededor de Lee, el cual por cierto, estaba inconsciente.
-¿Qué sucedió?- dijo Lee levantándose de manera repentina con un ojo morado. Si logro recuperarse rápidamente del porrazo fue por su cabeza dura.
-Tu mujer te lanzo a un enfermero- le respondio Chouji con una lata de soda en la mano.
-Jamás había visto a un hombre votar contra la pared- exclamo Temari con la cámara encendida.
-Temari, ¿estas grabando?- le pregunte confundido.
-Vamos, que no había visto tanta acción desde que Madara nos ataco-
-MALDICIÓN, AYUDENME A SACAR A ESTA COSA DE AQUÍ, ESTAN COMENZANDO A DESESPERARME-

El ambiente estaba bastante tenso. Vi a todos los demás correr hacia donde estábamos nosotros, la cara de los recién llegados decía que ya se habían enterado de que Sakura era ahora la que iba a recibir al cejotas junior.

-Lee, ven acá- dijo Sakura.
-¿Por qué yo?- pregunto el cejudo con cierto temor en sus labios.
-Necesito a alguien que calme a Tenten… o al menos a algo con la suficiente fuerza como para sostenerla-

Lee trago saliva y se metió dentro del almacén. Seguimos escuchando a Tenten maldecir a Lee durante unos minutos mientras este trataba de calmarla, no paraba de amenazar con matarlo una vez que todo terminara. La verdad, tenia que darle la razón a Tenten, no creo que nadie buscara estar en los zapatos de alguno de los dos en ese momento. Sakura salió unos segundos después pidiendo asistencia y nadie quiso entrar, temía recibir un golpe igual que el camillero o en su defecto, morir despellejado igual que Lee.

-Voy a entrar yo…- dijo Shiko valientemente mientras caminaba hacia Sakura.
-¡Ah no, eso si que no!- exclamo Neji repentinamente mientras se quitaba el saco, se aflojaba la corbata y se remangaba la camisa -¡Hazte a un lado chico maravilla!, que puedo asegurar que tu nunca has recibido a una criatura-
-Bueno, en eso tienes razón, ¿tu si?- pregunto Shiko con curiosidad.
-Eh recibido a una cabra, pero creo que debe ser lo mismo…-
-MALDICIÓN. ¿Qué jodidos es lo que los esta demorando tanto?-

Neji entró, Tenten comenzó a respirar fuertemente y a pujar, escuchamos los huesos de la mano de Lee quebrarse y Sakura pidió que le secaran el sudor… pero se le olvido cerrara la maldita puerta. Lo que paso después fue demasiado asqueroso como para contarlo, solo hay que decir que a Kankuro se le revolvió el estomago, Naruto se desmayo y todos los demás hicimos la misma mueca que haces cuando vez que a alguien le pegan en las bolas con una tronco de árbol grueso (Por cierto, Temari lo grabo todo).

Dos minutos después escuchamos el llanto de un bebé.

-¡Es un varón!- exclamo Neji
-Gracias Sakura… Gracias Neji…- decía Tenten mientras jadeaba.
-Por Dios… Por Dios…- era lo único que le escuchamos decir a Lee en ese momento.
Después de eso me senté temblando. No se si por las ganas de vomitar, por la emoción y por la calma que nos había llegado después de toda esa tempestad.



-Decidimos ponerle Yoh, suena como un buen nombre-
-Un nombre lleno de juventud, prefecto para lo que será un gran ninja mi querido Lee-

Ya entrada la noche, nos encontramos todos rodeando a los nuevos padres, ahora si, en la seguridad de un cuarto de recuperación con un letrero arriba de nuestras cabezas que decía "fue varón". Lee traía el brazo vendado y un parche en el ojo, la gente de los alrededores no paraba de preguntarnos si había luchado con un oso, Hanabi respondía que solo había tenido un round pre parto.

Lo raro era, que el cejudo no paraba de besar su mujer a pesar de que le conté a Tenten unas 200 maneras de cortar y servir a su flamante maridito.

-Lee, perdóname por todo lo que te dije…-
-Ya, ya, no te preocupes. Estabas adolorida y tensa, puedo comprenderte- lo bueno que Lee era muy paciente -Considera esta como la primera experiencia de las 4 que planeamos-

¿Cuatro hijos? ¿Después de toda la locura de hacia unas horas, planeaban tener más descendencia? Me le hubiera quedado viendo a feo a Lee de no ser por que Tenten le asintió con un beso en la mejilla. Me di cuenta entonces del por que se habían casado, de Lee ya sospechaba que era masoquista, pero ese pedazo de Tenten no me lo esperaba.

-Neji, Sakura. Quisiera que fueran los padrinos de Yoh- nos dijo Lee -Ustedes lo trajeron al mundo, es lo menos que podemos hacer para agradecerles-
-Hay Lee, no se que decir, ¿de verdad no importarían las distancias?- decia Sakura cubierta con una manta.
-Para nada-

Shiko le puso la mano en el hombro a Neji

-Muchas felicidades amigo mío- le dijo con una amplia sonrisa mientras le daba unas palmadas -Hiciste muy buen trabajo-
-Jumph, al menos en algo te tenía que ganar esta vez, chico maravilla-
-¿Eh?-
-No- no le hagas caso Shiko- le dijo Kiba nervioso mientras lo hacia a un lado -A Neji le gusta hacer bromas de vez en cuando-

Nos quedamos viendo una escena típica del final de una comedia familiar, donde se ve a la feliz pareja sosteniendo al bebé, fruto del amor mutuo. Sonreí abiertamente mientras miraba como los chiquitos se ponían alrededor del niño para verlo, un cuadro conmovedor ciertamente, ya estaba agregado a mi lista de anécdotas que contarle a los hijos de Kanna o del Asumita en un futuro lejano.

Pero deje de reír cuando volví mi rostro hacia mi mujer. Sentí algo muy extraño en ella. No paraba de mirar a Yoh con una expresión que no reconocía en su rostro, y luego, de cierta manera, miraba como volvía su mirada hacia Lee y Tenten de vez en cuando para seguirla concentrando en el niño. Me puse nervioso. No quise llegar a pensar que se tratara de lo que creía que esa mirada se trataba.

Owari
*El San san kudo es una parte de la boda tradicional sintoísta donde se les da a beber a los novios sake tres veces, los novios comparten el mismo plato para beber.
** En la fiesta de la misma boda sintoísta japonesa, es tradición que el hombre se presenta con los invitados y les dice a que se dedica, mientras la mujer permanece callada detrás de el o bien, mientras el hombre se presenta, dice todas las cualidades de su marido y lo bien que la pasa con el.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gabe_Logan

avatar

Mensajes : 930
Fecha de inscripción : 15/06/2010
Edad : 35
Localización : México

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Sáb Jul 16, 2011 12:39 pm

Siempre es bueno volver a leer los caps, de verdad que adoro tu fic con ganas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://thewatchtower-gabriel.blogspot.com/
Bellette

avatar

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En mi casa

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Lun Ago 01, 2011 4:42 pm

Perdonen la demora, no se que rayoss le hicieron a la compu mis primos cuando se las preste, que no encontraba el archivo donde lo tengo guardado y es que bajar el madito fic d FF.net a mi compu es una monserga -.- (tengo que hacerle mil y un arreglos al mugre texto para que no quede feo ¬¬U). Un saludo a mis 4 lectores.
Shino: 4? No creo que nadie lea esta basura...

Advertencias:
Si no has estado leyendo el manga puede que te encuentres con spoilerones de los gruesos. Así que estas bajo tu propio riesgo

Capitulo 3
La oficina

Corría la última semana de noviembre y esos días fueron los que dieron inicio a mis dolores de cabeza.

Aunque el incidente en la capital del rayo había pasado solo unos pocos días atrás, recibimos noticias de Lee y su gente muy rápidamente. Según la ultima carta que nos había mandado, todo indicaba que la "juvenil" familia del cejas de oruga iba viento en popa, más con la noticia de que finalmente tenían casa propia e iban a dejar de estar viviendo en el apartamento de Shiko. Ya lo esperábamos. Si iban a tener un niño debían de moverse a un espacio mas grande que aquel departamento estilo pichonera en donde nos comentaban, vivían. En fin, todo iba bien hasta que nos dijeron como posdata que se iban a aparecer en la aldea durante las fiestas de diciembre...

Horror, de horrores. Cada que empiezan las fiestas de diciembre la ciudad se vuelva caótica:

“Pon lucecitas aquí.
Pon moñitos por acá.
Las guirnaldas van por haya.
El vecino tiene la casa más bonita que yo.
Va a venir a visitarnos ese familiar que no veías en años, así que debes actuar perfecto.
¿Ya tienes todo listo para la cena?
¿No veo más gordo con este traje?”


Se supone que se hacen estos festivales para conmemorar el supuesto nacimiento del Rykudo sage, (pues según su leyenda, nació en un día tan frio que las hojas de los pinos se quebraban como si fueran de vidrio al paso de los vientos) pero hace siglos que nadie le presta atención a eso y hay muy poca gente que hace una tradicional fiesta de invierno. Ahora todo se ha convertido en una enorme pieza de manufactura y mercadotecnia que hace que tus cuentas se eleven hasta las nubes tan solo con hacer los preparativos.

Y ya que hablamos de los horrores fiestas de diciembre

-Dejen lo que están haciendo y júntense jóvenes, quiero darles un aviso. Este año planeo hacer un intercambio de regalos, solo para que vean que si tengo espíritu festivo…-

Lo malo de que tuviéramos a Ibiki como superior en la oficina de investigación ANBU, era que siempre se le ocurría alguna idea para convivir en los festivales, lo cual significaba problema seguro. Se habrán de imaginar que su frase se traducía ha: "estoy aburrido y tomando como excusa la ocasión, e decidido tortúralos por ninguna razón aparente".

-Bueno, me di la tarea de hacer papeles con los nombres de toda la gente de la oficina de investigación y anexas, así que para evitar conflictos y no hacer mas rollo, los puse a todos en un sombrero y ya tengo una lista de quien va intercambiar regalos con quien. No se preocupen, que fue totalmente al azar-

Esto se traduce ha: "Se perfectamente quien te cae mal en la oficina o si no, a quien conoces menos. Ya se de quien estas estúpidamente enamorado también y te tocara como compañero. De manera que te las veras duras para conseguir un regalo bonito o barato".

-También me incluí en la lista, así conviviré más con ustedes-

"Le daré su regalo de Diciembre a la secretaria y planeo hacer llorar al chico más nuevo".

-Tengo que advertir que esto es para generar algo de socialización entre nosotros y las oficinas anexas. Se supone que somos un equipo, pero ustedes no actúan como tal y debería de saber desde su formación en la academia que así no se trabaja, de manera que aquel que se niegue a cooperar en el intercambio va a tener que hacer el trabajo de todo el mes el solo. Y no voy a aceptar la excusa que no consiguieron dinero suficiente y fregaderas tales, les pagamos bien y tienen casi todo un mes para pensar en algo al menos bonito-

"No escatime en gastos. Me asegure de hacerlo obligatoriamente culpable, así que si te niegas, todos te verán como escoria (risa malvada y rayos)".

-Pegare la lista aquí para que todos la vean y comiencen a hacer sus planes-
-¿Puedo entrar en el intercambio yo también?- se escucho en el salón una vocesita.
-Oh, lo siento Kanna nena, pero tú no trabajas en esta oficina. Espérate a que tengas un rango ninja al menos-

"A ti no puedo ponerte las manos encima… aun".

-Los veré mas tarde- nos dijo Ibiki antes de despedirse y alejarse.

Suspiro.

-Justo en estas fechas tenia que ocurrírsele una nueva forma de hacer que la pasáramos mal -
-No se de que te quejas Shikamaru- me dijo Chouji con una paleta en la boca -Ya sabes que lo hace cada que hay festivales, da gracias a Kami que solo escoge uno al año-
-Aun así el castigo no se me hace tan duro, no debió de haber tenido muchas ganas de molestarnos esta vez, otros festivales se a puesto mucho peor-
-¿Cómo el del verano pasado?-
- Brrrr, no me lo recuerdes. Te juro que lo que me puso a hacer en ese disfraz de piña fue lo mas humillante que se le pudo haber ocurrido hacerme… simplemente fue demasiado-
-Hay que admitir que Kosetsu e Izumo no bailan mal el hula hula, jajajajaja. Además, no te veías tan mal-
-No comiences con eso Chouji-

Me resigne. Dimos la vuelta para ver quienes eran las personas de la oficina a quienes debíamos de rendirles cuentas.

-Mazuko Arashi… ¿y ese quien es?-
-Un chico del área de comunicaciones, irónicamente no habla mucho- nos respondió la voz de Ino atrás nuestro
-Jumph, Ahora si que Ibiki me la hizo buena, no se quien es, mucho menos tengo idea siquiera de que regalarle- me dijo Chouji con resignación.
-Tu tienes suerte- le respondí -Me toco buscarle regalo a Irochi, le caigo muy mal a ese crio. Juraría que trata de matarme-
-¿Por qué le dices crio? El tiene 18, tu 21, no hay gran diferencia- me replico Ino.
-Creo que precisamente es por eso le caigo mal-
-Bueno, al menos Ibiki me la puso fácil, me toco darte regalo Chou- nos dijo la rubia con voz melosa mientras le ponía los brazos alrededor del cuello a mi amigo -Ya todo el mundo sabe que te conozco bien, ten por seguro de que te daré un buen regalo-

Escuche un "crack" seco al lado mío, volví la cabeza para ver que Kanna había roto una de sus crayolas y ahora levantaba la cabeza de manera lenta hacia nosotros. Ah Chouji le paso desapercibido.

-Siento que hay una trampa aquí, Ibiki no se la pone fácil a nadie…- dijo mi regordete amigo.
-Bueno, creo que su plan de molestarnos a todos en las fiestas de diciembre no le salió tan bien del todo, en algún momento debía de fallar- le respondió Ino.
-Supongo-
-Nos vemos Chou- volvió a responder con voz melosa.
-Je, je, nos vemos-

Me quede mirando a Chouji fijamente sin ninguna expresión en mi rostro. Creo mi amigo sintió que iba a hacerle una pregunta incomoda, por que en ese momento, como con dotes que serian la envidia de un vidente, volvió la cabeza hacia otro lado tratando de evitarme.

-¿Tú e Ino salen?- le dije con seriedad.
-¿Eh? Shikamaru, es mas que obvio que no. ¿Por qué preguntas eso?- me respondió algo nervioso
-Deberían de salir, estoy comenzando a cansarme de solo verlos derramar miel y no llegar a nada-
-¡¿De que rayos hablas? Lo que pasa es que le eh estado dando apoyo moral desde que se separo de su ultimo novio, ya vez todo lo que la hizo pasar el pobre bastardo. Pero es todo- me respondió alzando la voz, sinónimo de que quería hacer pasar el tema por un absurdo -Es amable conmigo por que eh sido amable con ella, eso no significa que le guste o que me tenga en la mira como su próximo pretendiente-
-¡Por el amor de Kami Chou, parece que estas ciego! Siempre has sido amable con Ino y nunca te a contestado así- le dije molesto -Solo mírala. Te saluda, te abraza, te habla diferente, pregunta por ti a cada rato, hasta se volvió a poner ese traje apretado que se pone cada que bota a un tipo. Es obvio que te esta buscando partido-
-Shikamaru, Ino sabe más que nadie que meterse conmigo significa tratar a Kanna y no creo que realmente que una persona como ella quiera hacerse cargo de una niña "en la flor de su juventud"-
-No digas eso…-
-¿Qué?-
-La palabra "juventud", me da ñañaras escucharla salir de tu boca-

Chouji suspiro y yo saque un cigarro de mi chaleco

-No estoy muy seguro-
-Chouji, que no quieras casarte no significa que debas aislarte. Si la cosa sigue así, vas a juntar tanta testosterona que te van a reventar las bolas- le dije con mas seriedad mientras encendía el cigarrillo.
-Seguro- respondió sarcástico.
-Además, ¿Por que no? Te gustaba cuando estabas chico-
-Shikamaru, ahí una diferencia enorme entre los 11 y los 21- me replico con el mismo tono serio -Si, era mi princesa en la academia. Pero luego me toco como compañera de equipo y descubrí que la princesa era en realidad la bestia escupe fuego-
-Y ahora se convirtió en princesa de nuevo. Deberías de aprovechar la oportunidad y al menos darle alas - le dije repitiendo su última frase - Seriamente, necesitas que alguien te acompañe Chouji; no solo para criar a Kanna, si no también para que esté contigo-

Chouji se quedo pensando un rato

-Está bien, veré si puedo invitarla a salir un día de estos-

Comenzaba a sentirme como Cupido cuando escuche otro "crack" saliendo de la mesita donde Kanna estaba dibujando. La castaña ahora me estaba viendo fijamente como con un brillo oscuro en sus ojos, me quede extrañado un rato, mas por que Chouji no lo notaba.

-Kanna recoge tus cosas, vamos por un almuerzo y luego volvemos-
-Espera un minuto papá, iré en un rato- le respondió la niña mientras acomodaba su crayolas.
-Te esperare afuera entonces-

Chouji se retiro mientras su hija acomodaba minuciosamente sus crayones y su libreta de dibujo en una maletita destinada para eso. Una vez que termino, se la puso debajo del brazo a manera de maletín, dio unos pasos hacia enfrente para pararse justo enfrente de mí y luego me dirigió aterradora mirada amenazadora. Jamás le había visto una igual ningún enemigo mío y me sorprendía verla salir de mi propia ahijada.

-Se esta metiendo en aguas profundas tío Shikamaru, y ahí hay tiburones- me dijo mientras se subía sobre mis piernas para quedar cara a cara conmigo.
-Kanna, ¿de que demonios estas hablando?- le dije confundido.
-Sabe perfectamente de lo que estoy hablando, se me hace raro siendo "todo un genio" hasta ahora a su cerebro se le haya prendido el foco- me respondió molesta -No se imagina el problema en el que me ha metido, así que le se lo digo de una buena vez, si pasa alguna tontería me las va pagar muuuuuyyyyy caro-
-…- me puse a sudar un poco debido a que prácticamente estaba a punto de jalarme del cuello de la camisa.
-Kanna querida, ¿que te demora tanto?- resonaba la voz salvadora del Akamichi mayor al otro lado de la pared.
-Ya voy papi- respondió en un tono meloso. Justo en ese segundo me dirigió aquella mirada ensombrecida -Esta advertido-

Kanna se bajo de mí, me apunto con el dedo índice como una ultima señal de advertencia y corrió hacia los brazos de su padre, quien la esperaba ansioso ignorando completamente lo que me había dicho hacia 5 segundos. Yo, por mi lado, estaba con la quijada tirada en el suelo. ¿Kanna acaba de amenazarme? ¡¿Mi ahijada de 4 años acababa de amenazarme? ¡¿Perdón, acaso era un chiste? Seguramente había alguna cámara escondida en la oficina y ahora Kozetsu e Izumo estaban riéndose de mí.

Muchos dirán que la edad tan corta de Kanna, una amenaza nunca resulta cierta y hasta se vería desde cierto punto (muy retorcido) "adorable", pero eso no le quitaba la cara seria y el convencimiento con lo que me lo había dicho. Trate de sacar cualquier pensamiento demente de mi cabeza y razone, así llegue a la conclusión de que seguro era uno de sus tantos juegos diabólicos; ya Kanna tenía un largo historial de veces en las que había dicho cosas solo para ponernos los pelos de punta y así poder reírse de nuestras caras.

-…Es obvio que voy a preocuparme, ¡soy mis sobrinos caramba!-
-Pero son mis hijos, es obvio que van a llevar mi crianza-
-¡Pues que maldita mente tan retorcida tiene tu familia Shino!-

Mis pensamientos fueron interrumpidos cuando Shino y Kiba entraron en la habitación gritándose el uno al otro, Kiba vistiendo su traje del AMBU con Akamaru al lado de el y Shino vistiendo una gabardina larga con la carriola donde llevaba a sus dos mellizos (los cuales estaban dormidos como si nada estuviera pasando).
Me relaje, ya me estaban haciendo falta sus gritos en la oficina. Las peleas entre ellos era con lo único que me entretenía.

-¿Cuál es el problema ahora?- dije en un tono abrumado.
-¡¿Tú crees? Neji y yo llevábamos a un tipo que habían capturando a la sala de torturas y lo primero con lo que me topo al entrar es la carriola estorbando en la entrada- me respondió Kiba.
-Si estabas enfadado por que no te dejábamos pasar me lo hubieras dicho desde antes- replico Shino con su tono monótono
-¿Habías dejado a los niños en la sala de torturas?- pregunte con incredulidad
-No solo eso, ¡el maldito estaba en sesión! ¡Estaba por sacarle las uñas a un tipo con unas pinzas oxidadas enfrente de dos niños de 5 meses!-
-Hana esta de misión, ¿dónde demonios querías que los dejara?-
-Los hubieras dejado con mi madre o cualquier otro de tu clan. No se, dale un gusto a tu padre y llévale por un rato a sus dos pedazos de sangre-
-¿Eh ir a molestarlos? No creo. Tuvieron suficiente criándonos a todos para que les deje a mis hijos también- le respondió mientras se acomodaba los lentes -Además, es lo mejor para ambos, crecerán en un mundo hostil y lo mejor es que de una vez se acostumbren a lo que les espera-
-Shino, Shinkku se chupa los dedos de los pies y Shiro nos llama por igual a mi y a Akamaru "wawa", ¿ya de lleno quieres convertirlos en ninjas sanguinarios?-
-Kiba, mi clan me crio así y por como vez, soy completamente normal-



Si, puedo escuchar sus cerebros maquinando una conclusión estúpida en este mismo instante.



-Criare a mis hijos como a mi me parezca mas conveniente Kiba, eso hasta que tengan la edad suficiente para decidir el rumbo que tomaran en su vida- agrego Shino -Si tanto quieres a un niño al cual abrumar, ¿por qué no se pides a Hanabi?-
-Muy chistoso, ¿por que eres ninja y no comediante?- le respondió molesto -Existe una cosa en estos tiempos que se llama "planificación familiar", a diferencia de ustedes bola de atrabancados, Hanabi y yo nos estamos esperando a que tengamos lo suficiente en casa como para criar bien a una criatura-
-Lo dices por que Hanabi apenas acaba de llegar a los 18, ¿quien te manda a casarte con una mujer mas pequeña que tu?-
-Un chiste mas de esos Shino Aburame y te voy romper el…-
-Si me disculpan, iré a darle los reportes al dobe, digo a Naruto, digo, al Hokage. Ya como sea, nos veremos más tarde- le dije mientras acomodaba unos papeles rápidamente y me retiraba del recinto.

Seguí escuchando su discusión desde afuera de la oficina y me lleve la mano a la frente, hasta parecía que la pareja de casados eran ellos.

Todo ese circo no era nada nuevo en realidad. Desde el nacimiento de Shinkku y Shiro que las cosas se habían puesto mas tensas que de costumbre entre los dos, principalmente por que a Kiba le preocupaba el total descuido de su hermana para con sus hijos y no aprobaba la manera en que Shino se encargaba de criarlos. Pero no se podía hacer nada al respecto, conociéndolos a ambos, estar de un lado era estar en contra del otro, así que preferíamos mantenernos lo mas neutros posibles en el asunto.

===========================================================

Llegue a la oficina de Naruto con los papeles en mano para darme cuenta que Hinata, Neji y Sakura estaba ahí. Naruto estaba acomodando un disco en una grabadora azul mientras conectada una par de audífonos de DJ dentro del "clutcher".

-Naruto ¿qué haces?- pregunte extrañado
-Leí un estudio que dice que los niños comienzan a escuchar todo lo que hay afuera en el medio en el 4to mes- dijo mientras prendía el aparato -También leí en una de esas revistas para padres que la música clásica ayuda a desarrollar el cerebro del bebé-

Hinata se llevo el índice a la boca cuando Naruto le coloco los audífonos a esa enorme bola que tenia por barriga.

-¿Realmente crees que sea necesario Naruto kun? - exclamo Hinata -Digo, ya es un poco tarde, le faltan escasas semanas para nacer-
-Tiene razón Hokage sama, la verdad no creo que funcione- le replico Neji -Si la música clásica ayuda a desarrollar el cerebro del niño, siendo su hijo va a necesitar de una orquesta sinfónica todos los días para desarrollar el promedio-
-No eres nada gracioso Neji- dijo Naruto molesto -Además, te he dicho un millón de veces que cuando te dirijas a mi en una conversación normal, NO me llames por el titulo de Hokage sama-
-Oye Naru… es decir, Hokage sama- dije para sacarlos de la discusión -Vine a dejar los reportes de la ultima investigación-
-Ya era hora, ¿qué encontraron con respecto al tipo que roba ropa interior y artículos de jardinería?-
-Nada…-
-¿Nada?
-Así es Naruto, sigue sin haber nada-
-No lo puedo creer. Nos enfrentamos a ninjas temidos por todas las aldeas y los detuvimos. Nos enfrentamos a Orochimaru y a toda su maldita aldea y los detuvimos. ¡Nos enfrentamos al Akatsuki y toda su panda de dementes y los detuvimos! ¡¡Pero tener a toda la gente de la oficina de investigación AMBU buscando a un bromista hasta parece un chiste!!-

El servicio de caza y el centro de investigación pasaban por un momento muy extraño, como si hubiéramos entrado a una dimensión paralela.

Se que dirán que un hombre que roba artículos de jardín no necesitaba de la gran cosa, y que hasta un chiquillo lo podría tomar como misión de rango C. Y de hecho, fue lo que pensamos cuando comenzó la investigación. Pero a medida que paso el tiempo se complico un bastante, aunque nadie nos lo creyera.
Todo dio inicio con las quejas de los vecinos en una colonia solo hacia 3 semanas; mucha gente decía que basura como los adornos del jardín, mangueras, herramientas o los juguetes dejados en los patios desaparecían de manera repentina y luego aparecían en los patios de otras colonias. No se le hizo mucho caso al problema al principio, pero de todos modos mandaron a investigar sin resultado alguno. A los 3 días le siguió la ropa de los tenderos, mas basura y en si, bueno, los botes de basura (redundante) de las colonias vecinas. Después de que muchos chicos trataron sin éxito de encontrar a lo que pesábamos, era algún bromista, este le siguió como investigación del siguiente rango de gente… y del siguiente… y del siguiente y así sucesivamente hasta llegar para con nosotros.

¿Y por que era tan difícil encontrar a este chistoso? Como había dicho antes, no dejaba huellas ni pistas a seguir, decir que no dejaba rastros de chakra era demasiado (tampoco dejaba rastro de olores según Kiba). Además de que no tenía un objetivo concreto, ni victimas que tuvieran algo en común, ni había sospechosos (cada que salía un sospechoso, le robaban o la acusación no proseguía por ser demasiado boba). Lo peor era que ni siquiera era cosa única de nosotros. Dos chicos de la niebla que estaban ahí de intercambio temporal comenzaron a reírse por lo absurdo del problema y hasta ahora se siguen quebrando la cabeza desde que entraron al caso.

-¿Por que será que estas cosas pasan justo cuando estoy al cargo?- dijo Naruto
-Quizás alguien trata de desbancarte- le dije anonado -Naruto, la pregunta insulta de lo obvia que es. Tu vida ha sido todo menos normal, era deducible que tu mandato también lo seria una vez que llegaras al puesto-
Naruto me observo con ojos de pistola mientras todos los demás en la sala trataban de no reírse.
-Hokage sama, queridos amigos, ¿como están todos?- dijo una alegre voz entrando de manera repentina en la oficina, disuadiendo a Naruto de matarme.
-Konohamaru- exclamo Naruto -Regresaron rápido-
-No hubo mucha acción, dos o tres tipos estorbando y el sujeto que nos mandaste a buscar prácticamente se asesino el solo-
-Ya veo-

Lo escanee de arriba a abajo y note que además del reporte de misión en el folder, traía un libro consigo.

-¿Que es eso?- pregunte señalando el puño de hojas de papel.
-Oh, es una novela nueva y recién acaba de salir, se llama "Skull", si quieres darle un vistazo te la prestare una vez que la termine-
-¿Tu leyendo Konohamaru?- dijo Sakura quebrando su silencio -¿Qué paso con esa novedad?-
-Estoy algo nervioso, no se que regalarle a Moegi ahora que ya cumplimos un año de andar saliendo y estoy leyendo esto para calmarme-
-Bueno, te comprendo-
-Si me disculpan, me retiro, seguro el descanso acaba en menos de 5 minutos y ya saben como se pone Ibiki al respecto- les dije.

Volví la cabeza para ver a Konohamaru sonriendo detrás de mí, juro que en ese momento me sentí viejo. Sigo recordando el día que el y su equipo entraron a la elite como si solo hubiera pasado hacia unos minutos, porque desde ese momento supe que ya nada seguiría siendo como antes.

Los que llamábamos niños habían dejado de ser niños para pasar a formar parte del club de adultos, y como regalo extra con la membrecía, el tiempo también los bombardeo, todos y cada uno habían sido presa de los cambios. Konohamaru, ahora un ninja hecho y derecho con toda la maña para hacerse llamar nieto del tercero, comenzó a salir con Moegi al mes de haber entrado a la tropa. No discutimos cuando nos lo anuncio, Konohamaru se veía alegre con todo y es que la chiquilla también había adquirido sus dotes (en la estación le decían "la beba" y no exactamente por verse como niña). En cuanto a Udon… Bueno, Udon quien sabe que tipo de hechicería uso, pero al crecer se convirtió en la definición para el diccionario de la palabra "bishonen"*. Lo veíamos con chica nueva cada trimestre en promedio, pero me estaría saliendo del tema, eso seria contar harina de otro costal.

Bueno, volviendo al caso. No tarde mucho en volver a oficina y hacer lo de siempre después del receso: revisar planos, revisar reportes, investigar al bromista, echarme una siesta de 20 minutos, recibir un codazo por parte de Chouji y ver a Ibiki salir. Al llegar la hora de la salida, tome mis cosas y salí como de costumbre.
Se lo que están pensando. Ah comparación de la vida al límite que llevaba cuando estaba mas chico, mi vida de adulto se había vuelto aburrida y sin mucho chiste. Pero creo que cualquiera con medio cerebro descubriría que es mucho mejor estar retacado en una oficina que estar en medio de una guerra recibiendo kunais y shurikens derecho en el rostro (aunque, estar en la oficina no me garantizaba nada no estar en ese tipo de misiones. De todos modos los de investigación somos llevados ha hacer ese tipo de mandados y peores).

===========================================================

Estaba anocheciendo, llegue a casa y Temari ya estaba esperándome con algo de comer en la mesa.

-Espero que te guste, quería hacer algo para acompañar el pato, pero no había hongos frescos en la tienda y no me da mucha confianza irlos a buscar yo al bosque- me decía mientras me dejaba un vaso con te verde y se sentaba a la mesa.
-Veo que si aprendiste algo de la ultima vez- le respondí mientras bebía te.
-No me vas a dejar olvidar eso ¿verdad?- replico con cierto aire burlón en sus labios
-¡Por supuesto que no! Tu sopa de "amanita muscaria" fue un pase doble a la "villa de las maravillas", y fue realmente aterrador. Con decirte que en la última parada del viaje, antes de despertar en el hospital, me persiguió un gato con la cara de tu hermano- hice una ligera pausa -Y ya que hablamos del par, ¿tus hermanos no te han llamado para que hagas algún papeleo? -
-No del todo, parece que las cosas han estado calmadas en la embajada- luego se volvió hacia mi con una sonrisa traviesa -¿Por qué tan desesperado en deshacerte de mi Shikamaru Nara?-
-Necesito descansar de ti por unos días- le sonreí.

Recibí el golpe de un cojín, yo se lo lancé de vuelta y ella lo recibió con precisión. Al darme cuenta de que ella traía la ventaja me levante rápidamente de la mesa y comencé a correr de su "arma mortal", ella me siguió con una risa malvada olvidando por completo la comida.

Nos perseguimos al menos unas dos veces por la casa hasta que, cansados de atacarnos mutuamente, caímos rendidos sobre la alfombra de nuestra sala, ella sobre de mi. La vi al rostro, respire hondo al verme inmerso en sus ojos negros. Levante mi mano para poder tomar su rostro y acercarlo más hacia mí. Tome su cabello y lo acaricie entre mis dedos, asegurándome de también tocar su rostro con ellos. Ella tomo mi mano contra la suya y la apretó levemente contra su mejilla, así logre sentir el calor de su sangre volviéndolas rosadas. Le sonreí y ella me beso, luego la bese yo y pronto estábamos dando vueltas en nuestra sala. Me perdí en sus labios, el resto mundo desapareció mientras nos besábamos con pasión, quedamos solo nosotros dos inmersos en el calor de nuestra alfombra.

Todos dirán que entre todas las mujeres del mundo me vine a casar con la más "problemática", pero todos esos momentos románticos siempre han valido la pena. Aunque suene cursi, vivir con ella te hace ver que detrás de esa mascara de la bruja gritona, mandona y agresiva esta el cuerpo de una bella mujer llena de cualidades; inteligente, seductora, madura y fuerte. Es verdad, ella me había flechado desde que comenzamos a salir, dijeran lo que dijeran lo demás, y siempre me eh considerado afortunado de tenerla como mi mujer. De hecho, si tuviera la oportunidad de repetir mi vida para corregir lo que quisiera de ella, seguramente buscaría una manera de volver a casarme con Temari.

Después de separarnos para recuperar el aliento, ella me miro con una mirada seductora y comenzó a caminar hacia la alcoba que compartíamos en nuestro apartamento.

-¿Quieres besar otros sitios Nara?-
-Uff, no necesitas preguntármelo mujer… pero espérame un rato, solo déjame ir a orinar-
-¿Qué sucede Shikamaru, no te gustan los "golden showers"**?-
-Que asco Temari, solo espérame un segundo-
-Jajaja, de acuerdo-

Fui al baño mientras Temari se acomodaba en nuestra alcoba y con una sonrisa de oreja a oreja me comencé a sacar los pantalones. Silbaba un poco mientras volteaba a ver el sink, y revisaba los contenedores para las pastillas anticonceptivas de Temari.

Ella acostumbraba a comprar una variedad que venia en pequeños frascos separados por días de la semana y por eso mismo me salto la curiosidad al verlos, mire que el frasco del lunes estaba medio abierto y estábamos a miércoles. Como no queriendo la cosa me acerque hacia los frascos, tome uno y le pase la nariz por encima. Al percatar el olor, la incertidumbre me invadió en ese segundo y asegurándome de que Temari no entrara al baño de manera repentina, saque una y me la eche a la boca…

-¡¿MENTAS?!-

Owari

*Bishonen es el adjetivo japones para describir a un "papacito" XD. Se traduce chico guapo o chico lindo
**Para la autora de este texto (y quien pide perdón por su ignorancia), un golden shower es el acto de orinar durante el coito. Aunque si puede darse de manera incidental, existe gente con fetiches que lo realiza como una practica sexual y un medio de exitación.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gabe_Logan

avatar

Mensajes : 930
Fecha de inscripción : 15/06/2010
Edad : 35
Localización : México

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Lun Ago 01, 2011 7:08 pm

Je, genial, siempre es bueno volver a leer este fic.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://thewatchtower-gabriel.blogspot.com/
Jack

avatar

Mensajes : 562
Fecha de inscripción : 14/06/2010
Edad : 28
Localización : ¿Realmente importa?

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Lun Ago 01, 2011 8:19 pm

Bueno... a Ricky Martin si les gusta las Golden Showers... entre otras cosas, lo cual hace que el comentario suene repugnante... pero bueno..

Seguire esperando XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bellette

avatar

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En mi casa

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Mar Ago 02, 2011 10:49 am

Y volvemos a las andadas señores, esta vez con el famoso capitulo de Versus. Que lo disfruten

Datos inútiles para presumir con tus amigos y para que tus padres no te digan que tu cerebro esta quemado de tanto estar leyendo mis fics:
Los gemelos homocigóticos (dígase también a los gemelos idénticos) son cosa de la mujer. Si eres un hijo de gemelos o gemelas, no tienes probabilidades de que tu mujer de a luz a gemelos, mas, si eres mujer hija de gemelos, tienes probabilidades altas de tenerlos.
¿Por qué? Los gemelos son una "patología" genética solo dada en la mujer. Debido a una anomalía en el ovulo, el cigoto (o el ovulo ya fecundado por el espermatozoide) divide los cromosomas al doble y se sobre multiplican las células originales, de manera tal que así se obtiene gemelos que comparten una misma placenta (es también el origen de los gemelos siameses, quienes no se dividen bien y comienzan su desarrollo pegados).

Advertencias:
Si no has estado leyendo el manga puede que te encuentres con spoilerones de los gruesos. Así que estas bajo tu propio riesgo

Capitulo 4
Versus

Lemur's Tail, el conocido bar de la familia de mi amigo el grandote. Ya lo había mencionado antes como el agujero comunal para desahogarse los fines de semana. Justamente eso estaba haciendo en la barra mientras el gigante le hacia el favor a nuestros maestros y cuidaba a los niños.

-… Recurrí a lo primero que se me vino a la mente e hice lo mas estúpido del mundo- le replicaba a Chouji recostado en la barra, sosteniendo mi cigarro con la mano izquierda -Me escabullí por la ventana del baño medio vestido, con una erección entre las piernas y el cabello despeinado para ir comprar condones .Tengo suerte de que me mude a una zona departamental donde la farmacia estaba solo a unas cuantas casas, pero eso no me salvó; mi vecina me vio y me pregunto algo descuadrada por que salía semidesnudo a la calle, afortunadamente la anciana tiene una mente abierta y pudo entender mi situación cuando se la explique-
-Vamos Shikamaru, dilo mas fuerte, que total, no tengo a todos los engendros jugando en el patio- me respondió Chouji sarcástico mientras me servía un trago.
-No te preocupes papá, hemos escuchado cosas mas duras del tío Naruto. Siempre que se emborracha nos cuenta las peripecias que hacia para esconderse del Sr. Hyuuga- le dijo Kanna mientras ponía hielos en una cubeta junto con una jarra de limonada.

Kanna se fue cargando una bandeja entre sus manos y a un muñeco entre las axilas, Chouji se llevo la mano a la frente y comenzó a masajearse.

-Kamisama, dame fuerza…-
-Respira Chouji, igual tu hija tiene una mente muy abierta. Además, ya le enseñaste todo lo que debía saber con respecto a eso, ¿no es así?-
-Si, eso creo- dijo dejando un plato con cacahuates al frente mío -A veces te envidio Shikamaru, no sabes lo que es criar a un niño-
-Puedo imaginármelo, por que crees que no quiero niños- le replique -Pero con mi mujer queriendo tenerlos estoy seguro de que ese sueño ya esta muy lejos de lograrse-
-¿Por que no le dices que estas en desacuerdo y ya?-
- Tu sabes como es, cuando quiere algo no se detiene hasta obtenerlo y no le puedes dar razones. Temari esta tratando de embarazarse a mis espaldas precisamente por que sabe que estaré en total desacuerdo- le replique - Si le digo que ya se sus planes, tomara las cosas en sus manos y me violara-

Chouji me miro con una gota de sudor en la frente.

-Bueno, ¿si no aguantas a tu mujer por que no la dejas Shikamaru?-
-¡Oye! ¡Nunca te dije que no la soportaba!- le dije molesto -Amo a esa mujer mas que a nada este mundo, no planeo dejarla por una estupidez-
-¡Tranquilo! No me muerdas la cabeza. Lo decía por que la manera en que sonabas me hacia pensar que ya no querías estar con ella- me replico.
Suspire. Me volví a poner el cigarro en la boca y Chouji se recargo en la barra, quedando de frente a mi cara.
-Y ahora que voy a hacer…- dije llevándome las manos a la frente.
-Shikamaru, me sorprendes. ¿Aun con tu enorme cerebrote no se te ocurre una salida?- me dijo haciendo una cara de obviedad -A todo esto, ¿No has pensando en esterilizarte?-
-Chouji, eso que me dices es prácticamente suicidio. Si se entera que me esterilicé es capaz de matarme-
-Shikamaru, por el amor de Kami, pon las cosas en orden. ¡Mira a tu alrededor! Esta tratando de embarazarse a tus espaldas ¿y no planeas defenderte? Además, digo, hablas como si no pudieras pedirle un favor a Sakura, mas cuando es una cosa que pone en jaque tu integridad física- me explicó -Lo único que debes de hacer es pagar una operación, moverte en secreto y después de que se de cuenta de que no puedes procrear, puedes hacerte pasar por "estéril"… obviamente, mientras tu mujer no se entere, supongo que estarás a salvo-

Se me ilumino el rostro y casi me dieron ganas de besar al pobre gordo.

-Chouji, ¡eres un maldito genio! ¿De donde se te ocurren semejantes ideas?-
-No lo se, viene y se va-
-… Bueno, no importa. Voy a ir al hospital e investigare lo que sea necesario-

======================================================

-¡¿Esterilizarse cuesta CUANTO?-
-Hay, Shikamaru, no tan fuerte, que estamos en un hospital- me regaño Sakura.

Me deje caer sobre la silla que estaba en la oficina del jefe de médicos, sentía que todos mis huesos habían de repente perdido calcio al darme cuenta del precio. No lo podía creer, el costo para que te cortaran y ligaran dos mugrosos tubos era demasiado exorbitante.

-Esto es absurdo, ¿Cuánto mas me cobraría un medico por una profesional patada en las bolas?-
-Shikamaru, no empieces con tus majaderías- me replico -No es una cosa que quiera, es cosa de la nueva política entre aldeas-
-¿Qué?- exclame.
-Mira, las ultimas batallas y sobre todo, los problemas que causo la guerra contra el Akatsuki dejaron a las poblaciones de las aldeas ninja demasiado mermadas. Ahorita apenas la estamos haciendo sin un 40% de la población de ninjas de manera global, eso sin contar a la gente que decidió tirar la toalla y los viejos que están a punto de retirase. Lo malo es que la demanda de misiones sigue entre los feudos. Como la cosa siga así, no vamos a armarla-
-¡No puede ser posible! ¿Me dices que los lideres acordaron disuadir a la población para que tenga hijos?-
-Según la ultima reunión a la que fuimos Naruto, Sai y yo, si. Aumentar los costos de esterilización, dar apoyo económico a las familias con más de 4 hijos y poner a los laboratorios de investigación ninja a trabajar en drogas fertilizadoras han sido algunos de tantos consorcios que Naruto firmo muy alegremente-

Gracias querido imbécil, gracias. Ya ni por que la hago de su maldito consejero me lleva a las reuniones.

Juraba que en ese momento me daban ganas de cometer un magnicidio. Con toda las estupideces que hizo para según el traer la paz a las aldeas ninja, lo primero que hace el muy idiota en su mandato es cuartear la libertad reproductiva de su aldea. Y en realidad, puedo asegurar que lo hizo por ser el cabeza de aire que siempre a sido; no había posibilidades de que hubiera hecho eso por malicia, a menos que me estuviera equivocando de Naruto.

-De hecho, no debería decirte esto, pero creo que están formulando una patente de una droga en la aldea de la roca y creo que planean ponerle esa porquería al agua-
-Que problemático, no voy a poder pagar todo eso a menos que me den el bono de navidad por adelantado, cosa que es un sueño lejano cuando hablamos de Morino Ibiki-
-¿Quién te manda a trabajar con el Shikamaru?-
-Seré el consejero del Hokage Sakura, pero aun así me requieren en las oficinas de investigación-
-Y vaya que hacen un buen trabajo tratando el caso del bromista- me replico sarcástica.
-Mira Sakura, si crees que puedes hacerlo mejor, te reto- le dije algo molesto.
-Esta bien, ya- replico ella.

Me lleve la mano a la frente y me recargue aun mas sobre la silla de Sakura, ¿acaso el asunto podía ponerse mucho peor?

-Bueno Shikamaru, si quieres esterilizarte podemos ponerte una cita lo antes posible-
-Uh, ¿de verdad?-
-Si Shikamaru, pero va a tener que ser después de las fiestas de Diciembre, ahorita hay muchos médicos fuera debido a la repentina helada que cayo en la aldea de la nube y están dando soporte a los hospitales en el país del rayo-
-Te traumatizaste con lo que paso durante el nacimiento de Yoh, ¿verdad?-
-Un comentario mas de esos Nara y te mandare al otro estado de un golpe- me replico ella con una vena en la cabeza.
-Ya, pues, ya entendí-

Salí de la oficina de Sakura algo nervioso, pensando como mantenerme alejado del sexo con Temari durante el resto del mes.

No sexo por un mes…El solo pensar en eso me ponía las bolas azules. Por Dios, ¡estaba hablando de un maldito mes sin sexo! ¿Pero había de otra? Era evadir a Temari o encontrar una manera para que no quedara embarazada, por que resignarme a tener un mocoso no era una opción en mi agenda.

Me detuve. ¿De verdad estaba seguro de lo que iba a hacer? Estelarizarme me iba a dejar totalmente imposibilitado para tener hijos propios, de manera que si cambiaba de opinión, ya no iba a dar vuelta atrás.
Respire y lo pensé nuevamente. Recordé el temperamento de mil diablos de Temari, mi discapacidad enérgica, las chingaderas de Kankuro, los problemas maniáticos de Gaara, la pereza de mi padre y la apatía de mi madre. Recordé lo que le había hecho pasar a Temari su propio padre y las ganas que traía su propio amado y maniático tío dos caras de matarlos. Me imagine los genes que provocaban eso sobre la mesa, pensé en todos los cromosomas posibles que podrían salir de mi escroto y me imagine el resultado de la combinación esa información.



Si, pensé exactamente en eso. Ya pueden gritar de terror señores y señoras



Si quería evitar que la catástrofe azotara el mundo ninja debía de abstenerme y luchar por mantener en pie mis decisiones. Y así me pare en seco. En ese momento me sentí de vuelta en el campo de batalla, como el shinobi de las ideas buscando la mejor estrategia y sacrificándolo todo contra el enemigo. Me veía de nuevo haciendo planes contra un rival quien ya me había adelantado; rival quien, bajo la ironía de las cosas, era mi propia mujer.

Volvíamos de nuevo a la batalla épica, hombre contra mujer, fuego contra hielo, arena contra la hoja, ¿bien contra el mal? Divagando un momento note lo cliché de mi situación. De verdad, era un cliché tonto, pero estaba controlando mi vida actual y no podía hacer nada mientras mi mujer no cambiara de opinión. Se parecía a esa típica historia donde el amigo te traiciona para irse al lado oscuro.

-¡Muy bien, ya estoy harto!-

Y ya que hablábamos de lados oscuros, Neji había recibido una carta de de su querido "compadre" de la aldea del rayo, no solo relatando lo bien que estaba Yoh, si no también hablándole del acostumbrado Shiko.

-Nii san, no tan fuerte- le replico lo que parecía una Hinata sobre inflada al lado de el -¿Olvidas que estamos en un hospital?-
-Vamos Neji, relájate- le decía Naruto con la ropa del kage sobre su cuerpo -No es para tanto-
-¡El chico maravilla lo hizo de nuevo! Logro convencer al Raikage de que lo dejara venir con ellos durante estas fiestas de Diciembre. ¡Lo peor es que ellos fueron los que querían que pasara su tiempo de fiestas con ellos!-
-Bueno ¡basta! No veo cual es tu problema contra el. Digo, es casi igual a ti… solo que mas varonil, amable, risueño, divertido…-
-Cierra la boca Naruto, no ayudas para nada-
-Puedo adivinarlo- exclame metiéndome a la conversación -Shiko nos visita estas fiestas de Diciembre-
-¿Por qué el destino es tan cruel conmigo y simplemente no lo puedo sacar de mi vida?-
-Quizás por que sigues lamentándote de tu pasado y eso hace que la "perdida" de tus amigos en sus manos se te haga mas pesada- le conteste sarcástico -Si te movieras, tendrías mayores oportunidades de sacarte el estigma de la boda de Tenten de encima-
-¿Umh?-
-Consíguete una novia Neji- le replico Naruto, traduciendo espectacularmente todo lo que acaba de decir en una sola frase… ¿Habrá sido coincidencia?

Neji me vio con el rostro iluminado. Parecía que en ese momento había encontrado la respuesta del "¿Por qué estamos aquí y quienes somos?" en ese simple enunciado.

-Tienes razón- susurro -Una mujer es justo lo que necesito-
-Y para ti no será nada difícil, o sea, si sacamos en conclusión de que eres lo más parecido a Sasuke que hay en esta aldea…- exclamo Naruto
-Naruto tiene razón- le dije -Puedes conseguirte a la chica que quieras si así lo deseas, lo único que tienes que hacer es buscar cual es la que mas te gusta de todas esas "fangirls" que haz de tener regadas por toda la aldea-
-No Shikamaru- me replico -No puedo tomar a una mujer del montón. Necesito una mujer que de verdad les haga quedarse con el ojo cuadrado-
-¿Que?-
-Necesito demostrarles que el chico maravilla no puede ganarme y que el único aquí mas cool que Chester cheetos soy yo-
-Neji, ¿de que demonios estas hablando?- le pregunte confundido.
-Deberé de conseguirme a una mujer, pero no una cualquiera, necesito una que incluso haga vibrar al mismísimo Shiko y con ella formar una vida feliz como la de ellos. Se arrepentirán de haberme dicho que no resentían haber dejado la hoja y volverán corriendo, muahahahahaha-
-Nii san, otra vez te esta dando ese feo tic en el ojo-
-Si me disculpan, tengo que irme. Debo de buscar a esa mujer-

Neji se fue del hospital dejándonos a todos confundidos. Volteé a ver a Hinata y ella me dijo que no tenía ni la más minima idea de que era lo que pasaba por la mente de su querido primo.

-De vez en cuando se le salta el tornillo, podría decirse que es algo que tienen todos los varones del clan-
-¿Solo los varones?- dije en voz baja recordando las funestas bodas de ella y de su hermana.
-¿Dijiste algo Shikamaru kun?-
-Esteeee, no nada, nada por lo cual interesarse-
-Bueno, ya esta lista la maquina, puede pasar Hokage sama- dijo la dulce voz de una chica con el atuendo típico del hospital mientras abría la puerta.
-¿Ultrasonido?- le pregunte a Naruto -Pensé que querían mantener la sorpresa para todos y que no iban a hacerse uno-
-Es por seguridad- dijo Naruto -Esta a escasas semanas de cumplir los 9 meses y es mejor verificar en que posición se encuentra el bebé antes de que nazca, puede que tenga el cordón umbilical alrededor del cuello y se ahogue-
-Sabiendo que es tu hijo, no lo dudo ni por un segundo que el despistado lo haya hecho por juego-
-No me das nada de gracia Shikamaru-
-Naruto kun, ya es hora de pasar- dijo Hinata apuntando hacia la habitación.

Me pase con ellos solo para verificar el chisme. Ustedes saben, la curiosidad mata al gato, pero es una tentación difícil de resistir. Mire a Hinata ponerse en posición rápidamente para que pasaran el frío gel por esa enorme bola de carne que traía por vientre.

-Estamos ansiosos, ¿no es así Hinata sama?-
-Nerviosa, en realidad- le dijo temblando de frío.
-Pues veamos-

Salió en la pantalla un feto de color ambarino que se llevaba los dedos a la boca torpemente. La muchacha revisaba sonriente a la criatura mientras apretaba la maquina contra el estomago de la antes Hyuuga.

-Su corazón esta bien y tiene una buena posición señora Uzumaki- sin embargo, la chica se paro un segundo -Espere, la maquina me divisa una segunda lectura-
-Oh por Dios, ¿una segunda lectura?- dijo Hinata.
-Veo otra cabeza aquí-
-¡Mi hijo es un fenómeno con dos cabezas!- exclamo Naruto alarmado.
-No seas imbecil Naruto- le replique -No es uno, son dos-
-Y los dos están sanos como un caballo Hokage sama- le dijo la doctora a Naruto -Será el alegre padre de un par de gemelos idénticos-
-¿De verdad? ¡Que emoción!- exclamo Hinata
-Vaya gran noticia querida Hinata. Ya sabia yo que la genialidad se copia hahahahahaha-
-¿Dos como tu?- exclame -Debe ser la señal del inicio del Apocalipsis-

Naruto volvió a poner su mirada de kunai lanzado sobre mí y se volvió hacia la enfermera, quien hacia una mueca mientras movía de un lado a otro la maquina sobre el estomago de su mujer.

-¿Sucede algo?- pregunto Hinata.
-No me lo creería si se lo dijera Hinata sama, pero pareciera que ambos están tratando de despistarnos-

Moví la cabeza de un lado a otro. Naruto y Hinata se quedaron atrás mientras me metía las manos a los bolsillos, así me dispuse a salir del hospital para toparme con Ino en la entrada.

-Ino, ¿qué haces aquí?- le pregunte.
-Anko me mando a entregar un paquete del hospital de la niebla para el banco de sangre- me respondió un tono de fastidio mientras me mostraba una hielera -Es un riñón-
-Que asco-
-Bueno Shikamaru, el chakra no puede repararlo todo-

Camine al lado de ella, para acompañarla hasta el banco de sangre y así evitar que algún caótico le tirara su carga. Ino tenia esa suerte cuando venia sola.

-¿Aprovechando el fin de semana para ganar unos billetes extras?- exclame.
-Podría decirse que si, no tengo nada que hacer por estas fechas. Últimamente todo se ha puesto aburrido y a parte del caso del bromista, no hemos tenido nada de acción-
-Ino, ¿de verdad quieres volver al campo de batalla con el papel bomba siendo lanzado por sobre de nuestras cabezas?-
-Bueno, en eso tienes razón. Pero con tanta escasees de ninjas pensé que el feudo nos iba a traer de un lado a otro-
-Si lo hacen, pero nosotros no estamos en ese tipo de puestos Ino. Ya veras que tarde o temprano nos llega una misión de esas, solo espera.-
-Está bien, te entiendo-

Llegamos al banco de sangre y esperamos a que nos atendieran.

-Chouji me invito a salir recientemente-
-Entonces, si tomo mi consejo-
-¡Jpmh! Vamos, ya me lo esperaba, nadie se puede resistir al carisma de la gran Ino Yamanaka.
-Veamos entonces cuanto te dura la relación esta vez-
-Ja, ja. Seré yo la que ría al ultimo Shikamaru Nara- me respondió sarcástica -Solo deja que pasen un par de meses y veras como le ganare a la frentezota de Sakura. Ya vera esa quien de las dos termina como la mayor solterona-
-A ver… ¿solo planeas salir con Chouji por que lo vez como un objetivo fácil para sentar cabeza?-
-¡Vamos! Lo conozco muy bien, ya se a que atenerme. Además, ya es un hombre de familia con una casa propia, un negocio y una vida estable. Es mucho mejor que iniciar una vida con un soltero particular- me respondió
-Ino, de entre todas las locuras que haz hecho esta quizás es tu ocurrencia más grande. Te pasaría eso si solo se tratara de Chouji, y solo te lo pasaría por que no me parece del todo correcto- le replique molesto -Pero estas olvidando a Kanna, Chouji no tomara una decisión que no le parezca adecuada para ella, ¿realmente crees que esa actitud hará que te la ganes?-
-No creo que sea un gran reto convencer a Kanna que soy la única adecuada para ser su madre. Solo mira lo que pasó, la suya los abandonó a ambos, ¿qué tan difícil será superar eso?-
-Precisamente es por eso tiene esa actitud de "no necesito de una mamá". No hay que ser un genio para darse cuenta que no le caes bien a esa niña… y ahora puedo entender por que-
-Oh Shikamaru, exageras como si se tratara de mi fin. Solo piénsalo, ¿qué podría hacerme de todos modos? Solo es una niña y es hija del hombre que más conozco en toda la aldea. Un par de pláticas, un par de juegos, un par de caramelos y veras que cambiara de opinión-

Le di la razón a Ino, debía estar exagerando. Lo único que esperaba era que esa mujer realmente se atuviera a las consecuencias de lo que tenía en mente, no quería tener que estar lidiando con ambos después.

===========================================================

-La madre de Rei le regalo un nuevo libro con ecuaciones de primer grado. ¿Sacamos el cronometro y vemos quien las termina mas rápido?-
-Ahorita no Sakumo- dijo Kanna mientras acomodaba una piedra en la resortera -No estoy de humor-

Pase de vuelta por el Lemur's tail. Tenia que darle la noticia a Chouji del retardo de mi operación y el hecho que debía que esperar un largo mes para cumplir mis objetivos. Los niños estaban en el patio matando alimañas con una resortera y estaban tan concentrados que no me habían visto llegar. Escuche el sonido del disparo y el de una piedra votar en la pared, así que me detuve a verlos un rato para apreciar sus juegos infantiles.

-Rayos, fallé- exclamo Kanna molesta.
-No te vez muy bien hoy Kanna chan- le dijo Asuma mientras tomaba la resortera en sus manos.
-¿Hay algún problema?- pregunto su hermanito.

Asuma lanzo la piedra, matando con la destreza de un francotirador a una cucaracha que pasaba por la pared.

-Buen tiro Asuma-
-Gracias hermano-

Escuche el chupón de Rei hacer un par de sonidos secos.

-Está bien, te lo pondré de manera hipotética. Imagínense que viven tranquilos en un apartamento hasta que a la vecina se le ocurre la gran idea de decirle a su casera que la casa necesita una mascota. La casera compra un gato, pero el mentado animal se va a la barda que esta al lado de tu habitación y no para de hacer escándalo durante toda la noche. Como la casera esta realmente feliz con el gato, no hay esperanzas de que se deshaga de el y como es de tu casera, no puedes lanzarle tus zapatos al pulgoso gato para que se callé. ¿Qué haces en estos casos?-
-Tu papá se consiguió una novia, ¿verdad?- pregunto Asuma.
-Y no precisamente una que me convenza- le respondió Kanna -Mi padrino le metió la vaga idea a mi papá de que la tía Ino es una buena opción para ser mi madre-

Otro resortezazo y otra cucaracha se escabulló por la pared, seguramente la pobre alimaña había visto toda su vida pasar frente a sus ojos.

-¡Perdí el tiro Kanna!- se quejo Sakumo.
-No tengo la culpa que te impresiones fácilmente- le respondió la chiquilla.
-¿Pero la tía Ino? De entre todas las personas que vería casada con tu padre es la que vería más adecuada… pero en el fin del mundo, no habiendo otros seres humanos alrededor- exclamo Asuma.
-Y es lo que me hace dudar de sus buenas intenciones. Seguramente decidió meterse con mi padre para que no la vean como una solterona-

Debo de admitir, que Kanna si que tenia un alto sentido de la intuición. En ese momento comencé a escuchar de nuevo el chupón de Rei, Kanna se volvió hacia su amiguita del cabello negro mientras la pequeñita dejaba como calcomanía a una mosca en la pared.

-¿A que te refieres?-

El chupón de nuevo. No me pasaba por la cabeza como era que los chiquillos entendían a la perfección el intrincado código Morse con el que les hablaba, ni los padres de Rei lo comprendían.

-Suena lógico, mi padre no se va dar cuenta de en lo que se esta metiendo hasta que sea demasiado tarde- exclamo Kanna mientras metía una piedra grande en la liga de su arma blanca -Tu idea no me parece tan mala-

Kanna apunto hacia el techo, el sonido del aire cortándose y el cadáver de una paloma en el suelo segundos después me dieron a entender que había dado en el clavo.

-Tengo 200 puntos, le pegue a uno grande-
-De pelos, justo en la cabeza-
-Odio a estos bichos. Son una plaga y no hacen mas que dejar porquería-dijo Sakumo mientras Kanna miraba triunfante su trofeo de caza.

No estaba seguro si el gen malvado lo tenían solo estos niños, o si la vida de ninja lo hacia a uno desalmado desde la cuna. Decidí mejor no ir con Chouji, no fuera a ser que me vieran como blanco próximo de esa resortera del mal. Aun así, la situación se veía algo preocupante, ¿estaba tratando de tomar el asunto en sus manos?

====================================================

-Ya llegue Temari- dije mientras entraba a la casa pero lo único que recibí como respuesta fue silencio absoluto.

La casa estaba totalmente a oscuras, apenas había unas velas encendidas por la casa y no se veía un carajo, ¿Se habrá ido la luz otra vez? Camine con cuidado por los lugares donde recordaba que estaban los muebles y note un ligero olor en el aire.

-¿Incienso?-
-Buenas tardes amor mío- me dijo una voz sensual saliendo de la cocina.

Temari salio de la cocina y mi boca se cayó hasta el piso. Estaba prácticamente desnuda, su preciosa y bien formada silueta solo cubierta por un mandil "rosa conejito", lo cual hacia resaltar su tersa y dorada piel. Llevaba en sus manos un bol lleno de chocolate y comenzó a dirigirse hacia mí con una mirada pecaminosa en sus ojos. Tragué saliva. Obviamente, ya para ese entonces la temperatura de la habitación se había elevado súbitamente y estaba sudando como cerdo.

-No tenia ganas de preparar la comida hoy. Así que solo hice un poco de postre, ¿quieres probarlo?- me dijo mientras lamia la cuchara de una manera sensual.

Recibí una queja por parte de mi amigo haya abajo. Casi podía escuchar a mis bolas decirme que se iban a ir a la huelga si no saltaba sobre ella en ese mismo instante.

-Y dime… ¿Qué dices Shikamaru? ¿Tienes hambre?-
-Yo… yo… ¡necesito ir a la farmacia por un analgésico!-
-¡¿Qué?-
-Me duele la cabeza Temari, pero no tardo, ¡te lo juro!-

Salí corriendo por los pasillos de los apartamentos como alma que llevaba el diablo mientras mi mujer me gritaba a todo pulmón un par de amenazas. Definitivamente esta odisea iba a ser más difícil de lo que me había imaginado.

Owari
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gabe_Logan

avatar

Mensajes : 930
Fecha de inscripción : 15/06/2010
Edad : 35
Localización : México

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Mar Ago 02, 2011 11:50 am

Genial como siempre se agradece que sigas con este fic
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://thewatchtower-gabriel.blogspot.com/
Bellette

avatar

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En mi casa

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Miér Ago 03, 2011 5:01 pm

Advertencia:
No me hago responsable de que en esta historia leas spoilers de tamaño Godzila. Entras bajo tu propio riesgo.

Capitulo 5
El sobrino
Primera parte.

En definitiva estaba jodido. No podía mantenerme alejado del sexo con Temari aunque así lo quisiera. Mas que nada por que en los últimos días había estado tratando de provocarme una erección marca diablo apareciéndose casi desnuda por la casa.

Las excusas estúpidas de "me duele la cabeza", "ya se me bajo la calentura", "mucho trabajo en la oficina" o "tengo hambre, no ganas de comerte" me estaban comenzando a dejar de servir, y mas que eso, me estaban dejando las mejillas rojas y las bolas azules. Lo peor era que Temari lo presentía, por que en realidad nunca es sido buen mentiroso, y seguía insinuándose sobre mí con más fuerza. No había manera de actuar rápido, faltaban de menos 3 semanas para que se terminara el mes y si tenía que soportar otro día como abstemio me iba a reventar el escroto.

-¿Shikamaru, me estas escuchando? Te estoy diciendo que aquí esta tu café-

La voz de Chouji me saco de la luna y me hizo parpadear un par de veces. Mi amigo dejo mi taza en la mesa al lado de los papeles con supuestas pistas para encontrar a ese bromista que traía de cabeza a toda la población.

-Cielos, en estos últimos 5 días haz estado mas en las nubes que de costumbre, ¿paso algo en tu casa?- me pregunto
-Si no pasara nada no estaría tan pensativo, ¿no lo crees?-
-Bueno, pues dime en que piensas que sabes que no soy adivino-
-*suspiro* Esto no esta funcionando, y lo peor es que Temari no coopera. Debe de haber una manera más fácil de conseguir que me liguen mis dos mugres tubitos antes de que termine tirándomela o en su defecto, me revienten los huevos-
-Mira viejo, no tienes otra salida, las únicas dos opciones que te quedan para operarte son las siguientes: La primera, que te las ligues en un hospital privado; que después de hacerte la operación te cobran tu alma en cuotas, siendo ya de por si caro el esterilizarse. O segundo, puedes optar por la opción barata que consiste en ir con la madre de Kiba para que te haga lo mismo que a los perros callejeros que le llegan a la veterinaria-
-Creo que hasta un primate entendería que eso seria caer demasiado bajo-
-No entiendo por que tanto lio, ¿por qué no te resignas y te tiras a tu mujer? Digo, para eso te casaste y capaz de que alguno de los dos es estéril. Además, ¿qué tan malo podría ser tener a una criatura?-
-Te lo diré en una frase Chouji. Soy, una papa para ser padre…- le explique -¡Mírame!, mi propio padre me tuvo prácticamente para continuar el clan, nunca me puso un dedo encima y dejo que me convirtiera en un vago. No supo como darme apoyo moral, y lo único que recibía de mi madre eran ordenes y fue debido que lo único que aprendí de el fue a ser un bolsa. No digo que haya sido un mal padre, es una persona muy buena y buen consejero, y hay por mucho unos peores (como el de mi esposa), pero el nunca me crio para tener una educación casera a diferencia tuya. Con decir que el solo cambiar un pañal es un calvario para mí, y lo viste con Asumita-
-Le caíste mal en ese momento por que lo cargabas mal Shikamaru, ya habrás aprendido algo-
-… Como sea. Además, temo mucho por el carácter que mi hijo tenga, con eso de que descubrieron que todo es asunto genético-
-¿Ah que te refieres?
-Te lo pondré más fácil. Tú eres un chico suave, lindo y amable. Si no fuera por que prácticamente es tu versión en mujer, realmente dudaría de la paternidad que compartes con ese engendro… espero no lo tomes como ofensa-
-No te preocupes. Negar que mi hija es un demonio solo me dejaría como un idiota- me recalco -Sin embargo, de vez en cuando nos saca una sonrisa a mí y a mi padre. Sabe como comportarse como una dama y de verdad me sorprende lo increíblemente inteligente que es. Tener un hijo no es tan malo, claro que tiene sus puntos buenos y sus puntos malos, pero nadie nace siendo padre y no puedes esperar perfección en la crianza. Digo, me pondré a mi mismo como ejemplo también. Mi padre sabía como darme el calor hogareño que todo niño necesitaba, estando ahí para todas las cosas para lo que lo ocupara y si, me enseño un par de movimientos que me ayudaron a la hora de atender una casa. Pero desafortunadamente siempre ha sido un hombre muy puritano, por ende se daba de topes en la cabeza cuando se trataba de orientarme en temas incómodos-
-¿Eh?
- Vamos Shikamaru, ¿por que demonios crees que fui tan ingenuo como para de que me...? Bueno, ya te sabes la historia. Todo lo que se de sexo lo aprendí de las platicas de alcohol de Naruto, las anécdotas que la capitana Anko me contaba de Gai y la mamá de Kiba-

-Señora Inuzuka, las palomas de esa jaula se están matando…-
- (susurros al oído)-
-Ah…-


Aunque me le quede viendo raro un rato, eso me hizo pensar un poco el asunto. Chouji tenía razón, no había padre perfecto. Aun así, no podía dejar de pensar en las consecuencias de mis actos sobre aquel que llegara ser mi hijo.

-Se lo que piensas Shikamaru, puedo leer tus gestos. Supongo que siendo tan inteligente se te ocurrirá alguna manera de distraer a tu mujer-
-Es la cosa, se me a juntando tanta testosterona que tengo el cerebro seco-
-Lo que queda es resignarse, ni que le fueras a conseguir un hijo sustituto a tu mujer para que se de una idea de lo que le espera y se le bajen los humos-

Y en ese momento, sentí como si me hubiera llegado una epifanía.

-Chouji-
-Si-
-Gracias por encender tu cerebro para que yo pueda pensar. Lo que necesito es algo para convérsela de lo contrario, como lo hace Ibiki con su psicología inversa-
-¿Y de donde vas a sacar un niño?-
-Precisamente sales a cenar con Ino mañana, ¿no es así? Puedo adivinar que planeabas dejar a Kanna con tu padre…-
-Oh Shikamaru, ¡claro que no! Mi hija se pone insoportable cuando esta aburrida y tú solo la conoces calmada, se los va a comer vivos-
-Precisamente para eso la quiero, si tu hija hace el trabajo de darle una mala pasada a Temari seguramente se le quitaran las ganas de tener hijos-

Chouji me miro con cara de resignación mientras recargaba su cabeza sobre su mano.

-Shikamaru, eso hasta para un primate seria caer bajo-
-Mejor eso a dejar que la señora Inuzuka haga de las suyas con sus tijeras-

La puerta se abrió y entro nuestra rubia favorita.

-Hola Chouji, ¿listo para nuestra cita de mañana?-
-Si, lo único que tengo que hacer es decirle a mi padre que Kanna se va a quedar con Shikamaru-
-¿Tan rápido un cambio de planes?-
-Shikamaru se ofreció a cuidarla-
-Bueno, esta bien, que mas da, jejejejeje-

La risa de Ino se veía algo nerviosa. Algo que hizo que Chouji levantara la ceja y yo también.

-Mejor iré por más café- dijo Chouji.
-De acuerdo, aquí te esperamos- exclamo Ino aun con algo de nerviosismo.

Cuando mi amigo el mastodonte salió, me volví a Ino esperando una respuesta al repentino cambio de su actitud.

-¿Qué?- exclamo al verme con el signo de interrogación dibujado en la cara.
-¿No me digas que estas nerviosa?-
-¿Cómo crees que me podría poner nerviosa? Digo, eh salido con muchos hombres, ni que esto fuera tan diferente-
-Ino, no nací ayer- le dije sarcástico.
-Está bien, si estos nerviosa, ¿contento?- me contesto molesta -Pensé que tenía todo bajo control, pero parece que no. No tengo la más mínima idea de cómo tratar con Kanna-
-¿Kanna? ¿Como podrías llegar a tener problemas para tratar con la persona que será tu futura hija? Tú misma lo dijiste, un par de pláticas, un par de caramelos…-
-Lo se, lo se, yo también pensé que sería fácil hasta que decidí hablar de frente con la chiquilla-

-Hola Kanna chan, ¿Qué haces?-
-Veo la televisión-
-¿Y qué vez?-
-El show de Donno san-
-Ah, muy lindo, ¿te gusta ese programa?-
-¿No cree que me hace preguntas demasiado obvias? Es obvio que si estoy frente al televisor de la oficina de Ibiki es para verlo, es obvio que el programa que esta en la tele es lo que estoy viendo y es más que obvio que si el programa fuera aburrido, no lo vería-
-…-
-¿Va a sentarse o no? Justo esta en la parte en la canta con la comadreja sobre la naturaleza-


-Ino, esas palabras se las hubiera dicho hasta al Hokage (de hecho, se las a dicho al Hokage). No se por que seria diferente este vez-
-Por el amor de Kamisama Shikamaru, ¡eso deja más que en claro de que la mocosa es una cabrona! Tratar con Kanna es como tratar con Anko o contigo, cosa que e evadido por la misma razón que no se como llevarme con una persona como esa. Si tengo que convencer a Chouji de que soy la perfecta madre para esa cosa me las voy a ver muy negras-
-Trátala como lo haces conmigo-
- ¿Con gritos y ordenes? Eso viene cuando cumpla los 15, Shikamaru-
-Es la cosa, demuéstrale que tienes el carácter de un dragón como lo tendría una madre de verdad y veras como la convences-
-…-
-…-
-¿Hay alguna posibilidad de que tú y Chouji hayan procreado y lo de Sayuri solo sea un velo para tapar la verdad?-
-Ino, si empiezas tú con los chistes, comenzare yo también-
-Ya te entendí, me callare-

========================================================

Llegue a casa y tome las llaves para darme cuenta de que la puerta del departamento estaba abierta. Me temí lo peor, así que abrí la puerta con mucha cautela. Cual fue mi sorpresa que al entrar encontré a mi mujer, quien estaba a punto de hablar por teléfono y a Kankuro preparando una mamila en nuestro sillón.

-Temari- le dije al entrar -¿Por qué no me avisaste que tu hermano estaba en la casa?-
-Perdóname Shikamaru, se me paso llamarte-

Se me paso llamarte… tenia el maldito teléfono en la mano y me sale con el chiste de que se le había pasado llamarme, vaya excusa mas baja.

-¿Qué, acaso no están felices de ver a su sobrino?- exclamo Kankuro con una voz muy monótona.
Kankuro traía a su hijito de 4 meses consigo, Ryu, prueba viviente de que del por que al 4to Kazekage lo odiaba tanto su cuñado, y es que parecía que no quería dejar a ninguno de sus hijos con una vida feliz.

A Gaara lo había privado de cualquier tipo de afección durante toda su infancia, además de mandar a la única persona confiable a matarle y encima a mentirle y maldecirlo. A Temari la había alejado de sus hermanos menores durante algunos años, para luego dejarla al cargo de ellos no teniendo ni idea de que hacer; además de aventarla con Baki para que la entrenaran con fuerza en el arte del asesinato y así convertirla mas que una kunoichi, en un arma que pudiera sustentar los poderes del Shukaku. Con Kankuro paso igual, solo que lo dejo al cargo de Shiyo; sin embargo, con el fue poco mas cruel que con Temari.

Siendo el primogénito y el único varón al que quería dejar con vida, a mi fallecido suegrito se le ocurrió la no se si buena idea de hacer tratos con una de las familias más ricas de Suna. A cambio de favores especiales y de su lealtad, el Kazekage les iba a ofrecer a Kankuro para que lo casaran con la heredera de la casa, así tendrían a un shinobi “de sangre azul” para presumir con sus amigos. ¿Y que creen? Aun después de su muerte, dejo el contrato vigente, lo que resulto en un teatro que Gaara no quiso arreglar, y en la boda forzada de Kankuro con una rubia que conocí en mi boda.

El resultado de todo eso fue una boda funesta: La pedante familia de la novia preguntándose quienes éramos y el por que estábamos nosotros ahí, el sacerdote gritando de horror al ver a Gaara en la silla de enfrente, Akamaru desapareciendo el pastel de bodas, la dama de honor de la novia insinuándole a Shino que había cuartos oscuros atrás, el PADRINO insinuándome lo mismo (¡Horror de horrores! ¿Cómo es que Kankuro se consigue ese tipo de amigos?), Bakki muy ocupado estrangulando al de los banquetes por traer ostiones y la aparición repentina de un muchacho "armado" con un plátano diciendo que si la abuela de la novia no se casaba con el, iba a matar al Kazekage… No pregunten por eso, de verdad, a mi también me saco de mis casillas.

La cosa es que tanto Kankuro como la novia estaban demasiado ocupados riéndose a pierna suelta del patético intento de boda que teníamos que, de menos, el forzado arraigamiento resulto en una amistad sincera con todas las bajas de un matrimonio y todas las altas de un compañero de parrandas. El hijo llego después de se enteraron de nuestra decisión con respecto a la descendencia y las pocas esperanzas que tenían de que Gaara se fuera a casar.

Ryu no era una criatura de la cual quejarse, pasaba mas tiempo durmiendo que haciendo otras cosas, y cuando no esta durmiendo, se la pasaba sentado entretenido con la pelusa que pasara sobre su cabeza, de manera tal que no había problemas con el, agregando que era raro cuando lo despertaba en las noches.

Ryu era un buen bebé… lo que me hacia dudar mucho que realmente fuera hijo de Kankuro. Conociéndolo, cualquier cosa que pudiera haber salido de las entrañas de mi cuñado tenia que ser tan o mas cabrón que Kanna.

-Bueno gente, ya me voy. Las mamilas ya están preparadas, los cambios están en la maleta, le toca baño a las 6…- nos decía Kankuro mientras acomodaba sus pergaminos atrás de su espalda
-Momento, momento, ¿A dónde crees que vas? ¿Planeas enjaretarnos a tu hijo así nada más?-
-¿Qué no te lo dijo Temari? Si ella me dijo que estaban dispuestos a cuidarlo. Me tengo que llevar a la brigada a una misión de reconocimiento en la aldea de la roca y darle asesorías a un grupito que quiere aprender de marionetas de combate. Mi mujer va conmigo y no puedo dejar a Ryu con nadie-
-¿Y por que no se lo dejaste a Bakki?-
-Esta ocupado mudándose al apartamento de su amante-
-¿Y por que no lo dejaste con Gaara?-
-¿Estas hablando del Gaara que conozco? ¿Mi hermano menor?- me dijo Kankuro levantando la ceja.
-Tienes razón, ¿en que estoy pensando?-

Kankuro se despido de nosotros y le dio un último beso a su hijo, quien yacía dormido como si el mundo fuera su almohada. Cuando mi cuñado se retiro, mire a mi mujer con cara de pocos amigos

-Temari, ¿Por qué no me dijiste que iban a traer a nuestro sobrino a la casa?-
-Bueno, estabas demasiado ocupado con la cosa del bromista que no tuve tiempo de decirte- me respondió con una sonrisa traviesa.

Rayos, aquí era donde el plan tronaban como el maíz inflado.

Me había traído a Ryu con la misma intensión que yo tenia para traer a Kanna este fin de semana. Según el plan que deducía, mi sobrino, siendo un niño muy tranquilo y fácil de consentir, seguramente me haría tambalear en mi conclusión de que seria mal padre y terminaría resignado. Me sentí atrapado, mi mujer había hecho una trampa similar a la mía y ahora no podía decirle a Chouji que siempre no iba a poder. No vi de otra más que soltar la sopa y darle mi táctica de ataque.

-Me lo hubieras dicho antes Temari, me ofrecí a cuidar a Kanna-
-¿A Kanna? ¿Tu ahijada?- me dijo nerviosa -Pero, pensé que la iban a dejar con su abuelo-
-Don Chouza tuvo unos asuntos y yo me ofrecí a cuidarla- le mentí -Así que, vamos a tener dos niños en la casa este fin de semana-

Y luego mi mujer me miro con una cara sombría.

Maldición. Como no esperaba una situación semejante, no pude batear esa bola curva. Habíamos dejado en descubierto los planes de cada uno para desvalorizar nuestra decisión. En pocas palabras estaba frito, le había dicho un rotundo "no" a los escondidos intentos de Temari por convencerme de tener un vástago y seguramente en este momento ya la declaración de guerra estaba hecha. Se me hacia extraño que no se me hubiera aventando encima y me hubiera arrancado los calzones con los dientes, lo mas seguro es que se estaba conteniendo por que Ryu estaba ahí mirándonos.

-Si me disculpas, iba a hablar por teléfono con Tenten- me dijo masticando un insulto.
-Iré a la cocina a hacerme un sándwich- le respondí si quitarle la mirada de encima.

Ahora temía lo peor, mi mujer marcaba lentamente un número de larga distancia en el teléfono mientras yo corría a la cocina para hacerme el dichoso sándwich. Obviamente, lo del a comida solo era una cortina de humo para tratar de evadirla lo mas rápidamente posible; tenia que pensar en un plan que implicara mi graciosa huida, al menos hasta la mañana del fin de semana y otro que me mantuviera cuerdo durante los días que le restaban al mes.

Camine hacia el refrigerador y saque lo que vi primero, fue cuando un impulso desesperado me hizo darle un rápido vistazo al teléfono de la cocina. Sabía que mi mujer hablaba con Tenten en el teléfono de la sala, así que la curiosidad me mato. Lo tome sin decir mas, era mejor verificar los planes del enemigo antes de que los aplicara sobre uno.

-…Y e hecho hasta lo imposible, pero parece que se adelanta a todo lo que hago Tenten-
-Eso te sacas por casarte con un hombre tan inteligente Temari, y tan necio. Creo que no tienes de otra…-
-Tienes razón. ¡ME LE VOY A ENCIMAR CUESTE LO QUE CUESTE!-

El grito de Temari hizo que Ryu se levantaras de manera repentina y comenzó a llorar, ¡gracias sobrinito querido!, ¡patitas para que las quiero!

Estaba tan nervioso en ese momento y con tantas ganas de huir de mi mujer, que básicamente salte del tercer piso de un edificio. Gracias al cielo que soy ninja, que si no, seguro hubiera terminado hecho mierda en el pavimento con los vecinos tomando fotos de mi cuerpo macerado. Tratando de no hacer ruido, me fui cuesta abajo por la pared utilizando mi chakra y corrí del edifico a lo que mas me dieran las piernas.

Sabia que Temari me iba a matar por huir, pero en ese momento estaba seguro de que si no salía de la casa iba a ser victima de un ultraje.

=============================================

Ya estaba oscureciendo cuando llegue hasta el centro de Konoha. Resguardarme de mi mujer iba a ser fácil, entre tanta gente nunca me iba a encontrar y dudaba que saliera con el viento helado que estaba haciendo cargando con Ryu.

Al sentirme seguro, me recargue en uno de los aparadores de las tiendas y encendí un cigarro para celebrar la pequeña victoria que había adquirido hoy y para aniquilar el frío. Solo por hoy había salido victorioso, puesto que no se que me iba a esperar en los días siguientes.

-En verdad Neji… la verdad, es que no se que decir-
-Vamos, solo será el sábado. Si no quieres salir a ningún lado conmigo después del sábado te entenderé-
-Bueno, esta bien, ya que has estado insistiendo todo el día…-
-Gracias Sakura, me asegurare de que todo salga perfecto-

Vi a Neji despedirse de Sakura frente a mí y yo lo mire algo confundido.

-¿Invitaste a salir a Sakura?-
-Si, ¿por qué?-
-Pensé que de quien te querías vengar era de Shiko, no de Lee-
-¿Por qué habría de vengarme de Lee saliendo con Sakura?-
-Sabes que no te puede hacer el que no sabe conmigo. Lee nunca consiguió una cita con Sakura hasta que se le ocurrió largarse a la aldea del rayo de la mano del Raikage. Se casa con Tenten, la chica que te gustaba, y ahora misteriosamente sales con Sakura, la chica que le gustaba, teniendo en cuenta de que hay millones de chicas hermosas que podrían salir contigo si así lo quisieras-
-Mira Shikamaru Nara, no se como lo tomes tu, pero esto no es un desesperado intento de rapiña, es una manera de perfilar al enemigo-
-¿Eh?-
- Mire como Shiko observaba a Sakura. No por nada fue le primero en ofrecerle unos tragos en la boda y el primero en querer hacerse el héroe cuando nació Yoh. Una vez que Shiko se de cuenta de lo que nunca podrá tener y que Lee y Tenten descubran de lo que se perdieron, volverán a sus tierras con una nueva visión y el maldito chico maravilla dejara de estar tan sonriente todo el tiempo-
-Neji, mas que un plan me parece una respuesta paranoica a resolver todo este asunto de la boda de Tenten-
-No me hacen nada de gracia tus sarcasmos Shikamaru-
-No es un sarcasmo…-

Neji me veía con una cara que decía que en cualquier momento me lanzaría un jukken. Así que trate de cambiar el tema.

-¿Y te reuniste con Sakura en centro?-
-Se la pasa aquí, ¿Y tu que haces aquí? ¿Vienes a comprar algo?-
-Este…-

No le iba decir que estaba huyendo de tener sexo con mi mujer, me iba a convertir en el hazmerreir de mi grupito. Mire un anuncio de las fiestas de diciembre con descuentos y sonreí.

-Vine a comprar un regalo para Irochi…-
-¿El muchacho que descifra planos? ¿Ese que dice que si te ve te dará un golpe en la cara?-
-El mismo Irochi. Me toco como compañero de intercambio de regalos por que sabes que el sadismo de Ibiki no tiene límites-
-Pues te deseo suerte. Nos vemos al rato-

Lo bueno que a Neji se le había bajado el enojo, sin embargo, en ese momento se me había vuelto a prender el foco. Me había olvidado de Irochi. Con todo el asunto de mi mujer se me había borrado de la mente que tenia que comprar un regalo para el. Aproveche el poco dinero de mi bolsillo que me servía para comprar cigarros y decidí recorrer las tiendas con la esperanza de encontrar algo barato.

Y como era de esperarme, lo barato era horripilante. Había olvidado que los precios de las cosas se iban hasta las nubes aunque los anunciaran como ofertas durante las fiestas de diciembre. Me resigne y salí de la tienda con las manos en los bolsillos. De todos modos no tenia idea de que regalarle a Irochi, apenas conocía al chico, pues me odiaba y de todos modos me daría un golpe en la cara aunque le diera el regalo mas perfecto del universo. Lo peor era que a pesar de todo, tenia que encontrarlo de a fuerzas, por que Ibiki era capaz de hacerme pasar por penurias en ese mes de trabajos forzados con el que nos había amenazado.

Mire las estrellas despejadas en el cielo nocturno y suspire.

-Que envidia me dan, lo único que tiene que hacer es titilar. No tienen por que preocuparse de que su mujer los este persiguiendo para engancharlos a una responsabilidad para la que no están preparados-

Respire hondo y comencé a pensar en mi situación. Estaba comenzando a sentir que esto estaba llegando demasiado lejos. Digo, escapar de hacer el amor de con mi mujer era una cosa, pero escapar de la casa y dejarla sola con una criatura era demasiado. Tenia que regresar, a lo mejor Ryu la calmaba un poco y podía tenerlo de escudo durante un rato, o al menos, hasta que Kankuro volviera por el.

Di media vuelta y camine por las oscuras calles pensando en que hacer para asegurar mis testículos cuando vi una figura que me pareció muy comprometedora. Llevaba una chamarra de color gris con capucha y unos pantalones de levis tan gastados que el azul casi se trasformaba en blanco. Traía también un par de sandalias de madera, cosa que me pareció de lo más loca con el frio que estaba haciendo. El tipo de por si era perturbador, pero lo mas perturbador era que llevaba a cuestas una pala que llevaba sosteniendo entre su brazo y su hombro.

Me le quede mirando unos instantes mientras caminaba hacia la luz de los faros de las calles y pronto me di cuenta de que estaba solo, cara a cara contra el. Me estremecí, con lo sospechoso de su aspecto y con la particularidad de que prácticamente llevaba consigo un arma blanca, comencé a sentirme en una de las escenas de esas películas de horror en donde el protagonista esta a punto de ser apuñalado por el asesino (y lo peor era que no llevaba yo ningún arma de mano para defenderme en caso de un posible ataque).

Nos quedamos viéndonos de frente por 5 callados segundos cuando nos interrumpió el sonido de unas botas, seguidas por varios gritos.

-Deténgalo, ¡no ha pagado esa pala!-

¿Podría serlo acaso? ¡Era el bromista!

Me parecía extraño que se hubiera aparecido en el centro y más tan temprano, sabia que atacaba de noche, pero igual seguía siendo muy temprano. Trate de correr a atraparlo, pero el tipo salto con todo y la pala hacia uno de los faros de luz artificial y luego volvió su cara hacia mi. Así es, había pegado un brinco de dos metros y medio, sin impulso aparente, y tan rápido que parecía una pulga. Luego, para desconcertarme mas, dio otro salto lo suficientemente alto como para llegar al techo de una tienda, con la particularidad de que lo había hecho de una manera muy atinada.

¿Cómo era posible que un ladronzuelo que se encargaba de robar artículos de jardín pudiera hacer tales proezas? Seguramente el tipo era ninja, no había duda.

Owari.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jack

avatar

Mensajes : 562
Fecha de inscripción : 14/06/2010
Edad : 28
Localización : ¿Realmente importa?

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Miér Ago 03, 2011 5:05 pm

Tengo una idea de quien es el bromista... y el compañerito nuevo de TenTen y Lee me viene a la mente XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gabe_Logan

avatar

Mensajes : 930
Fecha de inscripción : 15/06/2010
Edad : 35
Localización : México

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Miér Ago 03, 2011 6:56 pm

Ja, casda que lo leo lo disfruto mas, se agradece este fic
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://thewatchtower-gabriel.blogspot.com/
Bellette

avatar

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En mi casa

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Jue Ago 04, 2011 1:00 pm

Disclaimer:
El mundo en el que se desarrolla y los personajes de este fic, salvo los niños y Shiko, no me perteneces, le pertenecen a un nipón llamado Masashi Kishimoto. Si me pertenecieran, este manga seria un sennien con sexo, drogas, rock and roll y a Rock Lee de prota.

Capitulo 6
El sobrino
Segunda parte

Di un salto acertado hacia el tejado de una de las tiendas, estaba seguro de que había visto a ese pelele subir por el. Mire hacia ambos lados, temiendo que le hubiera perdido la pista y luego moví la cabeza hacia arriba para darme cuenta que estaba en el otro tejado observándome con una maliciosa cara de burla. Apreté los puños, no iba a dejar que un depravado que se encargaba de robar artículos de jardín se burlara de mí.

Corrí detrás de el, el me sonrió y se tiro a la calle, donde cayó con precisión. Lo seguí y pronto nos vimos en una larga persecución por el centro de Konoha al mas puro estilo de una caricatura de comedia. Pasamos de entre medio de unos muñecos de nieve artificiales (ni siquiera estaba nevando), saltamos a una mujer con un carrito, le dimos la vuelta a dos doñas que platicaban de lo altos que estaban los precios, brincamos por una baldosa, nos hicimos a un lado de un hombre con bebé, corrimos por la parte de atrás del tipo que vendía café en la esquina, le tiramos sus compras a un joven e hicimos a una anciana gritar. Terminamos volviendo a subir a los tejados de las tiendas, el aun sin soltar su pala, que misteriosamente no lo había hecho mas lento.

La agitación de mi cuerpo y el sudor recorriendo mi frente dejaron muy en claro mi falta de condición física. Maldita sea con mi flojísimo cuerpo, ahora me daba cuenta del predicamento en el que me había metido. Yo comenzaba a cansarme, pero el parecía tener toda la energía del mundo aun. Se puso a saltar de tejado en tejado conmigo detrás sin parar ni un segundo, hasta que finalmente logre alcanzarlo en el techo de la lavandería. El bromista se había detenido al darse cuenta de que el techo solo daba a una calle cerrada, y que la única manera de escapar por ella rápidamente era saltar hacia el otro tejado, que le quedaba bastante lejos.

Fue entonces que se volvió hacia mí de manera desafiante y trate de no mostrarle miedo alguno, era obvio que quería pelear y yo no iba a dar marcha atrás. Le di un vistazo al sitio donde me encontraba, para asegurarme de que no hiciera ninguno de sus conocidos trucos. No pude evitar sentirme un poco decepcionado al ver que nuestra escena de combate épico estaba rodeada por tenderos llenos de ropa interior delicada y una cobija de Donno san* bandereando con el viento de la noche.

Respire hondo y rápidamente prepare el kagemane para atraparlo. Mi sombra se extendió gracias a la luz de la luna y esta se acerco a el a gran velocidad. Sin embargo, cuando creí atraparlo y tener su sombra contra la mía, no sentí su chakra. En pocas palabras, el bromista no estaba enganchado. Subí la vista para darme cuenta que a parte de la pala se había robado una lámpara y por extraño que pareciera, con ella estaba iluminado su sombra en el piso, evitando así el contacto entre su sombra y la mía.

No solo era un maestro para desaparecer sus huellas y un corredor maratónico, también era muy inteligente. Juro que había visto a alguien hacer eso nunca como estrategia. Quizás mi padre si, pero yo no. Y ahora que lo voy pensando, ¿por que a nadie se le había ocurrido antes?

El bromista lanzo la lámpara hacia el cielo la cual se perdió de mi vista y dio un salto muy acertado. El Kagemane corrió hacia el atrapando su sombra en el aire, haciendo que este se agarrar al pequeño punto que había hecho su sombra en el techo de la lavandería. Era demasiado tarde para detenerlo, ya estaba en el aire y se había puesto en posición de patada. Solté el kagemane y me cubrí de su sandalia con ambos brazos puestos en X. El se apoyo en mis codos para dar un salto hacia atrás rápidamente y caer en posición defensa.

Con gran destreza tomo la pala entre sus dos manos como si se tratara de una espada y corrió hacia donde estaba, lanzando en mi contra un golpe que corto el aire y un par de cabellos de mi barba de candado. En ese momento por mi mente solo paso la frase “Al diablo”, el tipo también era una fiera peleando; era increíble pensar como una persona de su calibre solo se dedicaba a robar artículos de jardinería. Lanzo dos palazos más de los que me defendí esquivándolos.

Desarmado y sin oportunidad de poder hacer algún justu, estaba en bastante desventaja. Y fue cuando me di cuenta de que la lámpara caía de vuelta hacia nosotros. Salte y logre tomarla antes que el, encendiéndola y cegándolo con "el arma" que antes había usado en contra mía. El soltó la pala de sus manos para proteger sus ojos y me lancé contra el como un animal salvaje. Rodamos por el techo mientras yo trataba de someterlo y el trataba de agarrarme por el cuello. De repente, en un respiro de fuerza dado por la adrenalina, logre finalmente ponerme en pie y agarrándolo de la chamarra y lo estrelle contra el poste donde estaba colgada aquella horrible cobija.

-Ya no tienes lugar a donde escapar, ahora dime, ¿Por qué robas artículos de jardín y ropa interior para luego devolverlos?- le dije jadeando por el cansancio.

No hubo respuesta, ¿estaba jugando conmigo? Pensaba en golpearlo contra le poste e insistirle, pero de repente, y como si las cosas que habían pasado hace rato no fueran lo suficientemente bizarras, lo escuche respirar hondo y luego soltar de su boca un leve ronquido. ¡¿Se había quedado dormido? Imposible, ¿Cómo demonios alguien se podía quedar dormido en una situación como esta?

Molesto apreté mi puño…

-Ahí esta, ¡es el!-

Como 5 chicos del AMBU brincaron sobre mí haciéndome tortilla y de repente vi a Kiba con su perro saltar hacia la azotea con la cara tan roja en furia que parecía un tomate asado.

-¡Panda de inútiles! ¡No era a ese era al otro!-

Uno de los chicos me miro a través de su mascara y pregunto incrédulo.

-¿Capitán Shikamaru?-
-No cabrón, soy tu madre- le respondí sarcástico y molesto.
-¡Perdone capitán! Es que esta muy oscuro-
-¡Bueno, no te quedes ahí soquete! ¡Bájate de encima de mi, que se esta escapando!-

Para cuando los tipos se me bajaron de encima el bromista estaba a la orilla de la azotea, agarrando vuelo para saltar al otro tejado. Frente a nuestra sorpresa, dio un salto impresionante que lo hizo llegar hasta el otro tejado. Aunque quedo solo agarrado de los dedos de su mano, simplemente se dio otro impulso y se subió a el. Los otros chicos decidieron optar por una opción que no les quitara más tiempo y se bajaron del tejado para seguirlo por la otra calle.

Me quite el polvo de la camisa, me limpie la sangre de la nariz y mire a Kiba molesto.

-Mira, no tengo la culpa- me dijo -Cuando nos avisaron, ellos fueron los primeros que estaban a la mano-
-Ahora entiendo por que no podemos atrapar a este sujeto, las tropas nuevas no dan para un carajo-
-Nosotros también la pasábamos mal nuestras primeras misiones, solo espera a que se acondicionen un poco-
-Son mayores que nosotros Kiba-
-Ser más grandes no les quita la torpeza Shikamaru-

Kiba se despidió de mi y dio un salto acertado hacia la otra azotea (aun no entiendo como lo hace), cayendo como si nada.

Me di media vuelta por el terreno donde rodamos, esperando encontrar algo que me diera una pista. La lámpara y la pala que se había robado sonaban como un buen sitio de donde sacar huellas, pero la lámpara estaba contaminada con mis huellas también, así que quizás la pala serviría mejor que esta. Pero de pronto, mire un articulo que me llamo la atención y que creí no estaba en el techo cuando comenzamos a pelearnos. Era un libro abandonado, y en la gastada portada se podía leer la palabra "Skull". ¿Umh? ¿No era esa la novela de porquería que todo el mundo estaba leyendo?

La verdad me la recomendaron hacia mucho y ya la había hojeado. Pero después de leer dos párrafos del prologo decidí aventarla por un lado, la forma de escritura del autor era horripilante.

Encontré una de las bolsas de plástico que los lavanderos utilizaban y tome una para meter la novela en ella al mismo tiempo que la pala. Así me dispuse a ir a la oficina con esas cosas a cuestas como si me tratara de un ropavejero.

=========================================================

Regresando a mi casa cabreado, mire de reojo mi reflejo en la ventana de mi anciana vecina. Dios, estaba más jodido y asqueroso que si me hubieran mandado de misión. O el bromista era un animal o es que los de lavandería no limpian su tejado. Y lo peor de todo no era esa horrible apariencia que traía, si no que esperaba una tunda en casa, o de menos, los terribles gritos de mi mujer enojada por haberla dejado sola con el crío de su hermano.

Cual fue mi sorpresa que lo primero que recibí al entrar fueron sus caricias y sus besos. Confundido, levante la ceja.

-Shikamaru, ¿estas bien?-
-¿Qué?-
-Sakura me llamo desde el centro de la ciudad, dijo que te vio corriendo detrás se un hombre con una pala. Pero mira como te ha dejado…- me dijo preocupada.
-Era el bromista Temari-
-¿Fuiste detrás de el? ¿Qué quería ese horrible hombre en nuestra casa?-

Tenía una cuartada ahí, mi esposa pensaba que me había salido por la ventana para protegerlos a todos del bromista. Como decirlo, gracias Dios, salí librado por una barrida.

-Mírate nada más cielo, te dejo todo mugroso. A la próxima que lo veas solo avísame, no quiero que se robe las macetas que tengo en la azotea-

==============================================

Después de asegurarme de que Ryu estaba dormido, y que mi mujer desistiera de violarme debido a que había "tenido una noche algo difícil", agarre del librero el tomo de Skull que me habían regalado y le quite el polvo acumulado.

Como ya había mencionado, me lo había comprado siguiendo las recomendaciones de lectura de Sai, pero luego me arrepentí. Me sentí como un tonto después de adquirirlo, había gastado mi dinero por nada, pero a la vez debí de haberlo sabido. Solo a un tipo sin sentimiento alguno podía haberle llegado a gustar una novela tan insípida y llena de clichés (lo que se me hacia raro era, que todos los demás subnormales de la aldea lo leían por que era el libro de moda). Me salte las primeras 4 paginas que por cierto había leído sin mucho esfuerzo ya antes y llegue al primer capitulo. El libro describía un escenario muy parecido a Konoha, pero hacia alusión a la aldea de la niebla. Como una parodia de ambas.

Seguí leyendo aburrido por la pobre escritura de la novela cuando encontré algo que me llamo mucho la atención. En el libro salto a mi vista un párrafo que describía a un caminante nocturno con chamarra gris, pantalones gastados y un par de sandalias de madera que cargaba un flamenco de plástico cubierto de sangre.

Levante la ceja; sin la sangre sobre el, el animal rosado artificial correspondía al primer robo reportado por el bromista. Al releer la contraportada para ver nuevamente el resumen del libro, recordé que Skull trataba de un asesino demente que mantenía al AMBU de su aldea despistado ya que mataba con las cosas más inimaginables pensadas.

Me tumbe en el asiento y apague mi cigarro en el cenicero del buró, lentamente me lleve la mano a la frente y comencé a masajearla en tono de frustración. Ya para entonces, me habían pasado muchas cosas estrafalarias en mi vida y me había enterado de algunas peores, pero, nada como esto.

No podía ser cierto, hacia una hora me enfrente con EL REY DE LOS FRIKIS y ni siquiera me había dado cuenta. ¿Qué seguía después? ¿Un sujeto en botarga de Donno san con aires de conquistador mundial? El sujeto se creía el villano principal de una malísima novela policiaca, y precisamente le estábamos haciendo su sueño realidad teniéndonos a todos tras sus huellas y dejándonos despistados.

Quería pegarme un tiro para entonces. Era increíble pensar que un maldito friki tuviera las habilidades de un super ninja…

Bueno, no era increíble de imaginarlo una vez que lo pensé detenidamente. Quizás al tipo había leído chorrocientas veces los comics de ninja man y podía copiar cada uno de los movimientos del super héroe o en su defecto, quizás también se hubiera aprendido todos los movimientos de espada de samurái wars. Y ahora, gracias a esos conocimientos adquiridos, había logrado hacer un cosplay perfecto de su villano favorito de novela y así llevarlo a lo grande con toda la pobre aldea.

================================================

El sol salió y me levante mirando el reloj de la cocina. Me di cuenta mas tarde de que me había quedado dormido en el sillón de la sala con el libro en la cara y la lámpara encendida. Sentí entonces un peso sobre mi pecho para darme cuenta de que mi sobrino estaba sobre mi, igual de dormido que yo. ¿Cómo es que había llegado hasta acá?

-Oh, aquí esta Ryo, me preocupe al ver que no estaba en el moisés-
-¿Cómo es que apareció aquí?-
-No lo se Shikamaru, pero te vez adorable con el sobre el pecho. Voy por la cámara-
-Me tomas una fotografía y te juro que me divorcio- le dijo molesto.
-No seas un papanatas- me respondió sonriendo.

Mi mujer apareció frente a mí con la cara soñolienta y la bata de baño corriéndosele por un costado. Levantarse temprano en sábado era una porquería, pero debíamos hacerlo, tenía que ir por Kanna.
La puerta sonó y nos preguntamos quien podría ser a esa hora de la mañana. Cuando Temari abrió la puerta nos dimos cuenta de la presencia de Chouji con el pequeño engendro detrás de sus piernas.

-Ermh, dijiste que vendrías por Kanna a las 8- me dijo algo nervioso.
-¿Pues que horas son?- le dije molesto.
-Ya son casi las 12-

Mire el reloj de la cocina y observe con horror que mi gordo amigo tenía razón.

-Oh diablos, lo siento-
-No te preocupes, Kiba me dijo lo que paso con respecto a lo del bromista-
-No es escusa, me quede dormido y se supone que el que quedo contigo fui yo, no tu conmigo-
-Papá, si no me vas a dejar quedarme contigo, de menos déjame quedarme con el abuelo. ¿Qué te garantiza que el tío Shikamaru me vaya a cuidar bien si ni siquiera puede levantarse de la cama a tiempo?-

Hice una mueca, Temari comenzó a reírse a mis espaldas mientras se iba a la cocina y Chouji le puso la mano en la cabeza a su hijita.

-Ya discutimos eso Kanna. Además, para entonces tu abuelo ya hizo planes y no esta en casa. Ahora, levanta tu mochila del suelo y pórtate bien, volveré por ti mas o menos a las 8, ¿de acuerdo?-
-Esta bien papí- exclamo Kanna con resignación.

Chouji le dio un beso en la mejilla a su hija y luego hizo una mueca de advertencia.

-Y es en serio, pórtate bien-
-Esta bien, ya entendí tu indirecta- le respondió la niña cruzándose de brazos.

Chouji se retiro y Kanna me miro directo a los ojos con el seño fruncido.

-¿Y ahora que?-
-¿Cómo que ahora que Kanna?-
-Haga algo divertido que estoy bastante aburrida-
-¿Y que acaso crees que soy tu payaso?- le dije molesto.
-Mire, me hicieron levantarme temprano en sábado, bañarme con agua fría y desayunar cereal seco manteniéndome con las esperanzas de que iba llegar por mi a la casa. Tengo que buscar la manera de sacarme el sabor amargo de esta mañana y las imágenes mentales de mi padre y la tía Ino en un romance tan tórrido como el de la caperucita y el lobo- me dijo en un tono desafiante, juraba que poco le faltaba para jalarme la camisa -Estoy aquí atascada por una idea suya, haga que valga la pena-

Eso último me hizo dudar que Kanna tuviera 4 años… y de su humanidad también.

-Bueno, ¿y que quieres que haga? ¿Qué baile?-
-¿Sabe hacerlo? Por que eso seria muy divertido-
-¿Fue eso un sarcasmo?-
-¿Qué le hace pensar que lo dije con sarcasmo?- me dijo con más inocencia.

Había veces que me confundía, ya no sabia si tomar en serio o no sus comentarios. Temía que eso lo hiciera a propósito.

-Querida, iba a hacer Hot cakes, quieres comer algo- dijo la voz de Temari desde la cocina.
-Por supuesto, gracias tía Temari-
-¿No me habías dicho que ya habías desayunado?- le dije mirándola de reojo.
-Los de mi clan tenemos ciertos requerimientos alimenticios tío Shikamaru, pensé que usted ya lo sabia- Me dijo levantando la ceja -Además, el cereal de salvado de trigo es asqueroso, si se cae un pedazo de la caja en el plato no lo distingues-

No podía hacer nada en contra de esa lógica.

============================================

-La cosa esta así Naruto, con respecto al bromista…-
-Tío Shikamaru, quiero ir a jugar con Asuma y Sakumo-
-No puedes salirte de la casa Kanna-

Después de pasar un desayuno-almuerzo más o menos relajado, trate de hablarle a Naruto con respecto a lo que había encontrado del bromista ya entrada la tarde. Pero las constantes interrupciones solo estaban haciendo la cosa más difícil para mí en ese momento, todo por que Kanna comenzaba a aburrirse y no teníamos nada en casa para mantenerla entretenida, y de que Temari había perdido la pañalera de Ryu justo en el instante que este había decidido probar el mejor volumen de sus pulmones.

Fue en esos momentos en donde entró esa vida casera de la cual tanto me temía.

-¿Qué? No, le estoy diciendo a Kanna… ¿Umh? ¿Qué te abría de importar que Kanna este en mi casa?-
-NAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHH-
-¿Qué? Perdón ¡no te escucho!- le exclame a Naruto por el auricular.
-Shikamaru, ayúdame, no encuentro la mamila de Ryu-
-¿Podrías esperarme un rato? Estoy haciendo una llamada… ¿Eh? ¡No! Es mi sobrino Ryu… Si, esta aquí en mi casa ¡¿Y eso a ti que te importa?-
-Tío Shikamaru, ¿puedo ver la televisión?-
-Espérame segundo Naruto… No Kanna-
-¿Por qué no?-
-Por que no quiero que te metas a nuestra habitación a desordenarla… Bueno Naruto, como te iba diciendo…-
-Y que quiere que haga, no me deja salir de casa ni ver el televisor, ¿quiere que me quede sentada valiendo un poroto?-
-Si pudieras hacer eso me sentiría bastante feliz querida…-
-UUUUUUUUUUAAAAAAAAAA, -
-¡¿Todavía no logras hacer que se callé?-
-¡¿Y con que demonios quieres que le de comida Shikamaru Nara?-
-Tío Shikamaru, quiero hacer algo-
-Ponte a dibujar Kanna-
-Tengo todas las hojas de mi cuaderno llenas para esta hora. Jamás me había puesto a dibujar tanto, ni siquiera cuando estamos en la oficina. Ya tengo cansada la mano-
-Mira, por que no te vas para haya y piensas en que hacer, ¿sale? Ahorita estoy ocupado-

Un segundo de paz y volví a mi teléfono.

-Perdona esa interrupción Naruto… bueno, como te iba diciendo…-

Un disco de rock comenzó a sonar a todo volumen de manera repentina. Un tic apareció en mi ojo derecho y volví mi mirada casi psicópata sobre la responsable, Kanna, quien había prendido el estéreo y estaba buscando los audífonos en los cajones de la mesita donde lo teníamos colocado. Lo peor era que ni siquiera la música fuerte despejaba el llanto de Ryu en la otra habitación.

-¿Qué? ¿Una fiesta? ¡No tenemos ninguna fiesta Naruto!-
-NECESITO AYUDA AQUÍ SHIKAMARU-
-Maldición, ¡¿no podrías esperarme un segundo?- camine hacia la mesita y apague mi estéreo.
-Oiga, ¡estaba escuchando eso!-
-Kanna, ya basta ¿quieres? Me estas comenzando a poner nervioso-
-Usted me dijo que pensara en que hacer, pero no me deja hacer nada-
-Shikamaru, ya estoy cansada- dijo Temari apareciendo de la nada mientras ponía la canastilla de bebé con mi sobrino en el piso -No puedo callar a Ryu con nada, no encuentro su pañalera y de verdad necesito esa mamila-
-Temari, estoy tratando de hablar con Naruto, cosa que no e podido hacer, y quizás ya nos cobraron como 2500 ryus de teléfono en puras interrupciones-
-Pues cuelga el teléfono si no puedes llamar-
-Oye Shikamaru, estas ahí- se escucho por auricular -Mejor te llamo luego, ¿de acuerdo?-

Al colgar Naruto, sentí que estaba a punto de estallar. Mi sobrino seguía llorando a todo pulmón mientras Kanna se iba de donde estábamos.

-Temari, mira lo que haz hecho-
-¿Yo? ¿Por qué no llamaste mas temprano a Naruto?-
-¿Qué acaso crees que soy un adivino para saber cuando va a ponerse a llorar Ryu?-
-Quede con mi hermano de que íbamos a cuidar bien de nuestro sobrino, hasta no veo que pongas de tu parte para nada-
-Madre santa, yo no quede con Kankuro para cuidar de Ryu, fuiste tu, hazte cargo tu-
-Échame todo el paquete a mi ¿no? Si a esas nos vamos, no haz estado haciendo nada para entretener a Kanna y fuiste tu quien la trajo en primer lugar-

Por alguna extraña razón, Ryu había dejado de llorar. Cuando volteamos, el bebé tenia una mamila entre sus manos y Kanna traía la pañalera a sus pies.

-¿Donde encontraste eso Kanna?- le pregunto Temari.
-Fui a buscar algo al armario y la encontré retacada entre el burro de planchar y los paraguas. No se que hacia ahí, pero si se iban a gritar por ello, de menos debieron de haberlo puesto en un lugar mas accesible-

El tic volvió a mi ojo derecho.

-¿Se puede saber que estaba haciendo esa cosa en el armario?- me dijo mi mujer, claramente inculpándome.
-Yo que se, yo no la metí ahí- respondí con rudeza.
-Por el amor de cielo Shikamaru, tú traías esa pañalera la última vez que la miré-
-¿Y por que quieres llegar a pensar que tú no la metiste en el armario?-
-No lo se, ¡por que eres un tipo que le vale un pepino el mundo maldición! Ni siquiera puedes hacer un poco de esfuerzo para cuidar a tu sobrino-
-Ya te lo dije, yo no lo traje aquí, ¡deberías hacerte cargo TÚ, del hijo de TU hermano!-
-¡¿Y que crees que puedo yo sola con toda la responsabilidad de un crio?-
-Yo que se, ¡tu eres la que los quiere en primer lugar!-
-¿Qué… dijiste…?- me dijo frunciendo el seño.

Golpe bajo. Me di cuenta muy tarde de que había dado en un lugar blando. Vaya estupidez.

-Yo, yo, yo…- tartamudeé como un estúpido, temeroso de lo que fuera a pasar.
-No lo puedo creer… ¿AHORA VAS A ACHACARME ESO?-
-Temari, ¡esta mas que claro que ninguno de los dos puede hacerse responsable de un niño!-
-Lo único que necesitamos es adaptarnos, no se nace siendo padre-
-Corrección, no se nace siendo padre, con el tiempo se hace. Pero existe gente que por mas que lo intente no logra las cosas, igual como hay gente que no nace para ser ninja, ¡nosotros no nacimos para ser padres Temari!-
-¡¿Y que te hace pensar eso? ¡No haz tenido un niño hasta ahora!-
-Mira a tu alrededor, ¡todo es un desastre! No llevamos ni medio día con Kanna, ni más de un día con nuestro sobrino y nuestra casa se ha vuelto un caos. ¡Hemos estado discutiendo durante un buen tiempo sin ponernos de acuerdo y seguramente los niños deben estar…!-
-Los niños- dijo mi mujer -Por dios, ¡nos hemos estado gritando frente a los niños!-

Cuando me di cuenta de eso, volví mi cabeza hacia el portabebé de Ryu y noté que ya no estaba, así también como Kanna. Nos alarmamos y comenzamos a voltear la casa. Mesas, sillas, muebles, cada habitación de nuestro apartamento, lo revisamos todo sin señales de ellos. Cuando corrimos los dos a la cocina para ver si no estaban ahí, encontramos una nota en el refrigerador escrito con crayola azul:

"Fuimos a buscar un lugar menos caótico"

-¡KANNA!- exclamamos en unisonó.

Owari

*Donno san es un personaje parodia al monstruo japonés Domo kun. Es lo mismo, solo que un pequeño atuendo de ninja. Esta parodia tiene un programa en la televisión equivalente a Plaza sésamo llamado "ai no gakure" que es muy popular entre los niños de 1 a 7 años.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gabe_Logan

avatar

Mensajes : 930
Fecha de inscripción : 15/06/2010
Edad : 35
Localización : México

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Jue Ago 04, 2011 7:10 pm

je me encantan los enredos que metes.

mmuy bueno
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://thewatchtower-gabriel.blogspot.com/
GETHEL ®

avatar

Mensajes : 261
Fecha de inscripción : 18/06/2010
Edad : 30
Localización : un pixiel en el Google-Earth

MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    Lun Ago 08, 2011 4:47 am

jejeje Cada que leo esto algo me dice que Kanna es parecía al niño ese de "The Omen"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Twenty one [Naruto/18+]    

Volver arriba Ir abajo
 
Twenty one [Naruto/18+]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Imágenes de Naruto
» Curiosidades sobre el anime naruto.
» naruto shippuden: the new generation capitulo 2 parte 1
» [XP] Charas de' Naruto Shippuden'
» [DD] Renders Naruto

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
The Fraternity :: Escritos :: Fanfictions-
Cambiar a: